Cómo almacenar esquís en verano

Cómo almacenar esquís en verano

Si bien tus esquís de montaña pueden ser una bestia en la nieve, necesitan un cuidado especial para garantizar que permanezcan en plena forma durante el verano. Si quieres que los esquís funcionen bien cada temporada, debes saber cómo guardarlos.

Cosas como los cambios atmosféricos de la estación, la sequedad, el moho y la humedad pueden terminar afectando negativamente la salud de los esquís. Lo último que querría es sacar sus esquís del almacenamiento y luego darse cuenta de que sus capas superiores se están deslaminando o sus bases están secas y agrietadas. Para ayudarlo a mantener sus esquís en buenas condiciones durante el verano, le mostraremos cómo guardarlos.

Almacenamiento de esquís durante el verano

Prepare los esquís para guardarlos

Después de explorar la nieve durante toda una temporada, los esquís necesitarán algunos ajustes para que estén en óptimas condiciones cuando llegue la próxima temporada de invierno. Por esta razón, debe aprender a afinar los esquís antes de que podamos mostrarle cómo guardarlos.

Preparar los esquís para guardarlos no es tan complicado como podría pensar. De hecho, si está demasiado ocupado para preparar los esquís usted mismo, puede llevarlos a la tienda de esquí; solo necesitará gastar un par de dólares para asegurarse de que sus esquís estén listos para guardar.

Si desea preparar usted mismo los esquís para guardarlos, todo lo que necesitará es un paño, un cepillo de acero o bronce, un poco de cera, plancha para encerar y agua tibia. Si no es la primera vez que cuidas tus esquís, probablemente ya tengas todos estos elementos.

Limpiar los esquís

Antes de guardar los esquís, deberá limpiarlos. El polvo fresco no está tan limpio como parece. La nieve de primavera es generalmente fangosa y generalmente mezclada con polvo. Si por lo general mantiene los esquís en el techo de su automóvil mientras se dirige a su tienda de campaña de invierno, los esquís podrían tener sal en sus bases. Limpiar tus esquís debería ayudarte a deshacerte de todos estos elementos.

Para limpiar los esquís, simplemente necesitará usar un paño, un cepillo de base de bronce y agua. Puede lavar los esquís al aire libre con una manguera de jardín. Si lo prefieres, puedes lavarlos en la ducha.

Dale un buen lavado a los esquís con agua, pero evita las mangueras eléctricas de las fijaciones de esquí; no querrás que el agua entre en el mecanismo de fijación.

Una vez que los esquís estén secos, cepíllelos suavemente con la fibra base. Asegúrese de hacer esto de arriba hacia abajo y no de lado a lado. Cepillar los esquís con un cepillo de acero o bronce ayudará a eliminar la suciedad restante. Finalmente, use un paño para limpiar las bases.

Trabajo de borde

Antes de aprender a guardar los esquís, debe comprender cómo realizar trabajos de borde. Además de ser una gran práctica de fin de temporada, el trabajo de borde asegurará que tenga bordes afilados la próxima vez que decida agarrar su bastón de esquí y dirigirse a las pistas.

El óxido es el enemigo número 1 de los esquís: las barras disponibles en los bordes pueden ser un refugio contra el óxido. Afilar los bordes con una herramienta de borde ideal debería ayudar a eliminar el óxido.

Depilación

Una buena capa de cera caliente sobre los bordes y las bases de los esquís ayudará a prevenir la oxidación y también evitará la humedad.

Al encerar esquís, lo primero que debe hacer es raspar la cera residual. Esto debería darle una base limpia para el abrigo de verano. A continuación, use una plancha para encerar para calentar la cera de verano y luego gírela sobre la parte inferior de su esquí, desde la punta hasta la cola. Finalmente, use la plancha para encerar para suavizar la cera, asegurándose de que la capa se distribuya uniformemente.

Protección de las ataduras

Las fijaciones de esquí suelen servir como intermediarias, existiendo entre usted y los esquís. Las fijaciones necesitan cuidados antes de guardar los esquís.

Si bien diferentes personas pueden almacenar sus encuadernaciones de diferentes maneras, la forma más sencilla debería funcionar perfectamente para usted. Para asegurarse de que cuando monte las fijaciones la próxima temporada funcionarán de manera ideal, comience marcando la configuración DIN con un destornillador; esto liberará la tensión. Antes de guardar esquís y fijaciones, asegúrese de que ambos estén completamente secos.

Recuerda: Cuando llegue el momento de ponerse los guantes de esquí y volver a las pistas, vuelva a girar los tornillos DIN a la configuración original. Esto debería ayudarlo a evitar ser expulsado. Si es necesario, tapa las encuadernaciones con una nota para que no te olvides.

Cómo guardar los esquís

En este punto, asumimos que ha terminado de preparar los esquís para su almacenamiento. Cuando se trata de guardar los esquís, la reacción natural suele ser meterlos en el garaje o en el ático. Sin embargo, esta no es una buena idea: los cambios de temperatura, que son bastante frecuentes en los garajes y áticos, pueden afectar mucho a los esquís.

Esencialmente, se supone que los esquís no deben lidiar con cambios extremos de temperatura. No deben calentarse ni humedecerse. Cuando guarde los esquís, asegúrese de que estén en un lugar fresco y seco, lejos de la luz solar directa.

Dado que los garajes y los áticos pueden terminar haciendo demasiado calor y humedad durante el verano, necesitará encontrar otro lugar ideal para guardar los esquís. El mejor lugar que podemos sugerir es su casa, digamos, debajo de la cama. Como espacio habitable, su casa contará con un buen control de temperatura: lo que más le convenga se adaptará a los esquís.

No te habríamos mostrado cómo guardar los esquís correctamente si no te hubiéramos informado de que los esquís pueden terminar deformados si no tienes cuidado. Para asegurarse de que sus esquís seguirán teniendo la forma deseada la próxima temporada cuando use su casco de esquí, evite ejercer presión sobre ellos.

Si bien siempre es una buena idea apoyarlos contra objetos o colgar los esquís, la mejor opción en casa es dejar los esquís de costado en el suelo. Siempre que no altere la forma del rocker o el camber del esquí, siempre puede atarlos ligeramente por las colas y las puntas.

Almacenamiento de otros accesorios de esquí

En este punto, debe estar familiarizado con cómo almacenar los esquís. Ahora, seguiremos adelante y le mostraremos cómo puede almacenar los otros accesorios que suele usar cuando explora la nieve.

Botas de esqui

Limpia bien las botas y luego quita el forro. Asegúrese de que el forro y la carcasa de la bota de esquí estén completamente secos. Compruebe para asegurarse de que la carcasa se abroche sin apretar. Al igual que con los esquís, debes guardar tanto los forros como las botas en un lugar fresco y seco. Asegúrese de que no estén comprimidos en absoluto al almacenarlos.

Los revestimientos moldeados por calor pueden terminar perdiendo su forma si los almacena en un área demasiado caliente o en un espacio que presenta cambios extremos de temperatura. Para evitar estas variaciones de temperatura, considere poner las botas y los forros en su bolsa de botas de esquí y luego colóquelos en el armario.

Bastones de esquí

Una buena limpieza y luego dejar secar los postes debería ser suficiente. Para evitar la formación de óxido, mantenga los postes alejados de la humedad. Ate los bastones y luego guárdelos junto con los esquís.

Gafas de protección

Limpia las gafas de esquí con agua y jabón suave o con una solución ideal para limpiar lentes de plástico. Si es posible, utilice la solución limpiadora recomendada para sus gafas de esquí. Un paño de microfibra, que generalmente se proporciona con las gafas de esquí, debería ayudarlo a limpiarlas.

Después de limpiar las gafas, colócalas en un estuche rígido o en la caja en la que las recibiste. Las fundas duras son generalmente más ideales considerando que generalmente protegen las gafas de golpes.

Consejo: Haga un inventario del equipo de esquí

Después de explorar la nieve durante toda una temporada, lo más probable es que su equipo de esquí haya recibido una paliza. Dependiendo de la antigüedad del equipo, es posible que deba reemplazar algunas de las cosas.

Esperar la temporada de invierno para poder reemplazar o reparar su equipo nunca es una buena idea: todos irán corriendo a las tiendas de esquí. Como probablemente ya sepa, cuando aumenta la demanda, los precios tienden a subir. Además, si es proactivo en el inventario de su equipo, debería poder ir a esquiar mientras todos los demás esperan en las tiendas de esquí.

Revise su chaqueta de esquí, si ha perdido su revestimiento resistente a la intemperie, considere reemplazarla. Si sus gafas de esquí están afectando negativamente su visibilidad, considere invertir en unas gafas nuevas. Básicamente, antes de guardar los esquís, revise la lista de equipos de esquí de travesía y asegúrese de que todo sea capaz de funcionar de manera óptima.

Resumen de Mis Tarekos

Si antes te molestaba guardar esquís durante el verano, esto ya no debería ser un problema. En este artículo, hemos incluido todo lo que necesita saber sobre cómo almacenar los esquís. Asegúrese de guardar los esquís en su casa. El garaje o el ático pueden presentar temperaturas y humedad extremas; ambos podrían dañar los esquís.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *