Cómo entrenar para esquiar

Cómo entrenar para esquiar

Cuando coges los esquís y subes esa colina nevada, quieres divertirte lo más posible. Lo último que desea es irse temprano porque la parte inferior de su cuerpo no puede soportar la presión por mucho más tiempo.

Esquiar requiere mucha energía y, por lo tanto, es importante asegurarse de que su cuerpo esté bien acondicionado para la actividad. Esto es especialmente cierto cuando sabes qué esperar al esquiar fuera de pista.

Puede hacer esto entrenando los músculos de la parte inferior del cuerpo, que incluyen los glúteos, los isquiotibiales y los cuádriceps. Estos se utilizan al esquiar.

Una vez que hayas fortalecido los músculos, pasarás aún más tiempo esquiando y divirtiéndote aún más. También tendrás un mejor equilibrio y más control. Y lo que es más, cuando finalmente regrese a casa, no será el peor para usar.

Así es como entrenar para esquiar.

Comience con un programa de entrenamiento

Debes tener un programa de entrenamiento y comenzar con él de 4 a 6 semanas antes de la temporada de esquí. Esto le dará a sus músculos el tiempo suficiente para crecer y fortalecerse.

Además, debes asegurarte de incluir ejercicio cardiovascular. Asegúrese de que sea algo que le guste hacer, como nadar o correr. Hará que todo tu cuerpo bombee y tus pulmones funcionen, lo que te dará una mayor resistencia.

Realice ejercicios 3 o 4 veces por semana mientras le da a su cuerpo tiempo para recuperarse.

Tenga en cuenta que es importante saber qué ponerse para esquiar.

Tenga siempre presente que el objetivo es desarrollar los músculos que más se utilizan al esquiar. Estos son los glúteos, los cuádriceps, los isquiotibiales y las caderas.

También desea aumentar su resistencia para poder permanecer en las pistas durante más tiempo sin cansarse demasiado fácilmente.

Los músculos más fuertes también significan que puede lograr un mejor equilibrio y control.

Ejercicios de esquí

Hay algunas cosas que siempre debes tener en cuenta al planificar cómo entrenar para esquiar. Primero es que los ejercicios se adapten a tu cuerpo. No debe intentar hacer que su cuerpo se adapte a los ejercicios.

En segundo lugar, una vez que sienta que su cuerpo está empezando a doler, deje de entrenar, modifique su entrenamiento o sáltelo.

Tenga en cuenta que es posible que deba llevar una mochila de esquí con sus elementos esenciales y equipo de esquí, por lo que es importante estar en forma.

Además, asegúrese de no progresar demasiado rápido y moverse a su propio ritmo, escuche lo que su cuerpo le está diciendo y si se siente listo para agregar series o pesos adicionales, continúe y hágalo.

Antes de comenzar tu entrenamiento de esquí. Debes comenzar con un calentamiento. Esto preparará sus músculos para levantar pesas. Es menos probable que se lastime. Puede calentar haciendo de 5 a 10 minutos de cardio.

Respire regularmente mientras hace ejercicio y después de hacer cada serie, descanse de 30 a 45 segundos. Realice toda la serie, luego descanse hasta dos minutos y vuelva a realizarla.

La estocada a pie con ejercicio de rotación

Este es un ejercicio excelente para tus abdominales, glúteos, cuádriceps e isquiotibiales, así como para tu core. Tener los mejores esquís de fondo le permitirá aprovechar al máximo su tiempo en las pistas.

Empiece de pie con los pies ligeramente separados.

Haz una estocada con un pie hacia adelante haciendo que la rodilla trasera caiga a 90 grados. La rodilla delantera también estará en un ángulo de 90 grados.

Luego, mientras lo hace, también gira su cuerpo en la dirección de la rodilla delantera. Tus brazos deben estar en posición de pecho.

Da el siguiente paso y gira tu cuerpo en la posición opuesta. Su rodilla trasera ahora se convierte en su rodilla delantera.

Haz 10 pasos con un pie y 10 pasos con otro pie.

El ejercicio de giro de cadera

Este ejercicio es perfecto para entrenar las caderas y las rodillas en el esquí.

Empiece por pararse sobre su pierna derecha. Luego, en las caderas, incline el cuerpo hacia adelante. Gire la cadera alejándola del pie sobre el que está parado.

Asegúrese de que su cuerpo esté en un plano recto mientras hace esto. Haga estos 10 veces en un lado y 10 veces en el otro lado.

Tenga en cuenta que puede encontrar diferentes tipos de nieve, por lo que también es importante aprender a esquiar en polvo.

El ejercicio de sentadilla y estocada inversa

Este es otro excelente ejercicio para los glúteos, cuádriceps e isquiotibiales.

Párese derecho con las caderas del mismo ancho que los hombros. Póngase en cuclillas hacia atrás como si estuviera sentado en una silla.

Levántate y da un paso atrás en una estocada inversa. Su rodilla trasera estará a 90 grados y también lo estará su rodilla delantera.

Ahora vuelve a la posición de sentadilla y haz esto de nuevo con la pierna izquierda. Repita 10 veces en cada pierna.

Algunas pistas pueden ser muy empinadas, así que asegúrese de estar bien entrenado en cómo esquiar en pendientes.

Ejercicio de salto de esquí lateral

Estos también le darán cuádriceps, isquiotibiales y cuádriceps fuertes.

Párese con las rodillas ligeramente dobladas y los pies separados al ancho de los hombros. Salta de un lado y aterriza con la otra pierna. Luego salta al otro lado y aterriza sobre tu otra pierna.

Al hacer esto, asegúrese de balancear los brazos en la dirección opuesta a la que está saltando. Repite estas 15 veces en cada lado.

Tenga en cuenta que es importante mantener su cuerpo bien protegido al esquiar. Una de las formas de hacer esto es protegerse la cabeza con un casco de esquí.

Resumen de Mis Tarekos

Hay muchos otros ejercicios que puedes usar para entrenar para esquiar y convertirte en un esquiador más eficiente. Lo anterior es una excelente manera de tonificar su cuerpo, desarrollar su resistencia y fortalecer los músculos principales que se usan en el esquí.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *