Cómo esquiar Blue Run

Cómo esquiar Blue Run

Cuando aprenda a esquiar por primera vez, pasará gran parte de su tiempo en las pistas verdes. Cuando sienta que las pistas verdes no lo desafían lo suficiente, es posible que desee probar las pistas azules. Si está planeando esquiar una pista azul, debería encontrar útil esta guía de esquí de pista azul.

¿Qué son exactamente las pistas azules?

En Europa, las pistas azules están representadas por un círculo azul. Si explora las pistas de América del Norte después de ponerse la chaqueta de esquí, debe buscar un cuadrado azul.

En promedio, las pistas azules en Europa son menos empinadas en comparación con las de América del Norte. Aunque los diferentes países y centros turísticos tendrán diferentes grados, tenemos los promedios aproximados de cuán empinadas son las pistas azules:

  • Europa – En términos de grados, las carreras azules son de 11 a 17 grados. En términos de porcentaje (%), las corridas son aproximadamente del 20 al 30%.
  • Norteamérica – Las pistas azules en América del Norte son de 14 a 22 grados y de 25 a 30%.

Debe comprender que la clasificación generalmente la realizan los complejos turísticos. En la mayoría de los casos, la nivelación será relativa a las otras pendientes dentro del complejo.

Actualmente, no existe un estándar independiente: los esquiadores deben asumir una variedad de dificultades de una carrera azul a otra. Incluso la misma pista azul en diferentes condiciones de nieve puede afectar dramáticamente la dificultad del esquí. Un día puede esquiar nieve fresca y el otro día puede que tenga que esquiar magnates.

¿Quién debería considerar el esquí Blue Run?

Las pistas azules no son ideales para los esquiadores de primer o segundo día. Si no puede girar o detenerse con los bordes de su esquí de montaña mirando en paralelo, considerar explorar las pistas azules puede no ser una buena idea.

Si desea esquiar en la carrera azul, al menos debe ser un esquiador de nivel medio temprano a intermedio. Debe saber cómo hacer giros en cuña tanto a la derecha como a la izquierda. Debería estar preparado para esquiar en terrenos más empinados.

Si bien es posible sobrevivir con la pizza o la quitanieves en las pistas azules, esto no será nada divertido. Estará extremadamente agotado cuando decida quitarse los esquís de fondo.

Debería considerar seguir con las pendientes verdes hasta que comience a hacer los giros en cuña derecha e izquierda. Para cuando decidas explorar las pistas azules, deberías estar trabajando para esquiar en paralelo.

Una guía para esquiar en Blue Run

El esquí paralelo es el método más ideal para las pistas azules. Cuando decida deslizarse por las pistas azules con sus esquís por primera vez, es probable que no haya dominado el esquí paralelo. En este caso, la siguiente mejor forma de esquiar en pistas azules son los giros en cuña.

Con los giros en cuña, pondrá peso adicional en un esquí que en el otro y hará giros de pizza a derecha e izquierda mientras trabaja para garantizar que sus esquís permanezcan paralelos.

La pendiente en pistas azules es generalmente más pronunciada. Esto significa que los giros serán más desafiantes para ti. Un error que comete una gran cantidad de esquiadores es compensar inclinándose hacia atrás, lo que hace imposible que el esquiador se comprometa con el giro.

Deberías hacer lo contrario. Inclínese ligeramente cuesta abajo y hacia adelante y comprométase de todo corazón a cada giro inclinando las caderas cuesta abajo.

Tenga en cuenta que no tiene que compararse con los otros esquiadores de carrera azul. Al venir de las pistas verdes, los otros esquiadores serán mucho más rápidos de lo que estás acostumbrado.

Mantenerse a salvo al explorar las pistas azules

Lo primero que debe hacer para mantenerse a salvo al esquiar en azul es usar equipo de seguridad. Además de ponerse el casco de esquí, asegúrese de ponerse las rodilleras de esquí. Además, asegúrese de llevar las fijaciones de esquí adecuadas; las fijaciones de esquí adecuadas deben poder soltarse en el momento adecuado.

En comparación con las pistas verdes, las pistas azules son más peligrosas por su pendiente. La mayor pendiente significa que son mucho más rápidos. Si ya sabe cómo controlar su velocidad de forma segura, no tendrá que preocuparse por lesionarse. Además de controlar tu velocidad, también debes concentrarte en esquiar con precaución, mirando hacia adelante para evitar a otros esquiadores y comprometiéndote con todos tus giros.

En comparación con las pistas verdes, las pistas azules presentarán un terreno más irregular. El terreno puede presentar magnates y parches de hielo. Los moguls generalmente son el resultado de muchos esquiadores que realizan giros paralelos; esto no sucede en las pistas verdes.

Consejos para esquiar en Blue Run

1. Toma una lección

Si bien tomar una lección no es obligatorio, es importante. A largo plazo, le ayudará a ahorrar mucho tiempo y dinero.

Pídale a un instructor o un amigo cercano que le enseñe a montar sus esquís en las pistas azules. Debería poder evitar cometer muchos errores que cometen la mayoría de los esquiadores principiantes.

2. Comprenda que las carreras azules son diferentes

Debe comprender que las pistas azules no serán las mismas para todos los resorts que decida visitar. Como se mencionó anteriormente, los complejos turísticos realizarán la nivelación en relación con las otras pistas. Dado que las pistas diferirán en los diferentes complejos turísticos, las pistas azules también serán diferentes. Incluso dentro de la misma estación de esquí, una pista azul puede tener una sección más empinada o más helada que la siguiente.

3. Localiza buena nieve

No es raro que las condiciones sean heladas en las pistas. Los esquiadores convertirán montículos de nieve en magnates en estas condiciones.

Si bien es imposible controlar las condiciones y el clima, es posible localizar mejor nieve. Debes concentrarte en buscar nuevas pistas azules hasta que encuentres una con la cantidad perfecta de nieve en polvo. Incluso los pequeños complejos turísticos tendrán más de una pista azul.

4. Explore Blue Runs con un amigo

Explorar las pistas marcadas en azul con amigos suele ser más divertido. Además de ayudarlo a recuperar un bastón de esquí perdido, podrían ayudarlo a recuperarse después de una caída.

5. Domina las pistas verdes primero

Es natural querer progresar. Sin embargo, no debes apresurarte para saltar de las pistas verdes a las pistas azules. Recuerda que las pistas verdes están ahí por una razón. Antes de pasar a las pistas azules, asegúrese de dominar las pistas verdes y mejorar sus técnicas.

6. Calienta con las pistas verdes

Incluso después de esquiar en las pistas azules un par de veces, debería considerar comenzar cada nueva temporada con las pistas verdes. Esto permitirá que la memoria muscular de la última temporada se active en las pistas más seguras.

7. Los ascensores azules se mueven más rápido

En comparación con los ascensores verdes, los ascensores azules están programados para moverse más rápido. Por este motivo, dispondrá de menos tiempo para subir y bajar de los remontes.

Resumen de Mis Tarekos

Las secciones más empinadas en pistas azules pueden ser más desafiantes para los nuevos esquiadores. Debería considerar esquiar las pistas azules después de perfeccionar sus habilidades hasta el punto en que el esquí en paralelo se vuelva más fácil para usted.

Antes de pasar a las pistas azules, pase un tiempo en las pistas verdes. No se deje presionar por sus compañeros para intentar algo que no pueda hacer.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *