Cómo esquiar en pendientes pronunciadas: guía para principiantes

Cómo esquiar en pendientes pronunciadas: guía para principiantes

Muchos esquiadores primerizos miran hacia las pendientes empinadas y sucumben al miedo. Sin embargo, para el esquiador experto en pendientes empinadas, la adrenalina los motiva a hacer el movimiento.

La gran ventaja de aprender a esquiar en pendientes pronunciadas es que ahora tiene acceso a un terreno aún más emocionante. Es importante que comprenda completamente qué ponerse para esquiar.

Si nunca has probado a esquiar en las pistas más empinadas, no te preocupes, con la práctica podrás conquistar hasta el esquí más empinado.

Así es como esquiar en pendientes pronunciadas.

Apilando el cuerpo, de la manera correcta

La postura corporal y el equilibrio adecuado son las claves para esquiar en pendientes pronunciadas. Debe asegurarse de mantener la forma adecuada en todo momento. Esto es lo mismo que aprender a encender los esquís. La atención debe estar en los pies hasta la parte superior del cuerpo. averigüemos más.

Eche un vistazo a los 10 consejos de seguridad para esquiar que todo esquiador debe conocer.

Mantener el equilibrio de los pies

Debido a la gran caída debajo, el miedo hace que los esquiadores tiren de la parte superior del cuerpo hacia atrás. Esto desplaza su peso corporal a los talones, lo que a su vez hace que se deslicen hacia adelante. Sin embargo, el peso corporal debe estar bien equilibrado entre los talones y las puntas de los pies. Esto le permite mantener el control y no resbalar y caer.

Las caderas

Una vez más, el miedo te hará pensar que llevar las caderas hacia atrás es una opción mucho más segura. Sin embargo, cambiará su peso sobre los talones, lo que aumentará las probabilidades de que se resbale y se caiga. Esto no es lo mejor en pendientes pronunciadas.

En su lugar, debes mover las caderas hacia adelante, por muy aterrador que parezca. Asegura que el peso se distribuya uniformemente entre los talones y las puntas de los pies.

Si quieres llevar tus básicos contigo, una mochila de esquí es una excelente manera de llevarlos.

Las rodillas

Siempre debe asegurarse de que las rodillas no se bloqueen en una postura. Esta es una ocurrencia muy común causada por el miedo. Reduce el control de tu peso corporal así como sobre los esquís.

Lo mejor es asegurarse de que las rodillas permanezcan flexibles para mantener el control.

La cabeza

La cabeza también debe estar en la posición correcta. Mantenga la cabeza erguida y no inclinada y concentrándose en sus pies. Su visión debe centrarse en el lugar al que desea ir, pero no a unos pocos pies frente a usted.

Cuando su cabeza esté levantada, logrará un mejor equilibrio. Asegúrese siempre de llevar el mejor casco de esquí para mantener su cabeza protegida.

Tenga en cuenta que tener la postura correcta lo mantendrá equilibrado hasta que llegue al final de la pendiente. Es tu esqueleto el que mantendrá una buena postura. Si bien los músculos pueden cansarse cuando no está en una postura, el esqueleto no lo hará, por lo que debe concentrarse en mantener una buena postura esquelética.

Le brindará el mejor soporte.

La parte superior del cuerpo

Desea asegurarse de que la parte superior de su cuerpo permanezca estable y que no se tambalee. El trabajo de la parte inferior del cuerpo es hacer los giros.

Asegúrese de que la parte superior del cuerpo permanezca estable y perpendicular a la pendiente. Además, como hemos señalado anteriormente, es mucho mejor tener una ligera curva hacia adelante que inclinarse hacia atrás en la pendiente.

Las manos

Las manos deben mantener la posición correcta, ya que la posición incorrecta puede desequilibrarlo rápidamente. Si puede verlos con su visión periférica, entonces están en una excelente posición. Sin embargo, si no puede verlos y están en la parte posterior de sus caderas, entonces su equilibrio está en riesgo ya que harán que se incline hacia atrás.

Tendrá una posición del cuerpo mucho mejor cuando las manos estén al frente de las caderas. Mantén tus manos bien aisladas con los mejores guantes de esquí.

Obtención de las habilidades necesarias

Al practicar no empezarás por las empinadas pistas de esquí. En cambio, comenzará con un terreno más cómodo y plano. Solo después de que haya dominado algunas habilidades podrá graduarse en las pendientes empinadas.

El paralelo dinámico

Al realizar el giro paralelo, llevarás ambos esquís en posición paralela durante el giro. Las pendientes pronunciadas requieren un giro paralelo más dinámico para permitirle maniobrar y hacer giros más eficientes.

En este caso, sus tobillos, rodillas y caderas estarán más flexibles y se moverán más. Tus caderas también girarán más y todo el movimiento debe ser fluido.

Los bastones de esquí te ayudarán a coger el ritmo al realizar giros paralelos dinámicos.

Giros de radio corto

Los esquiadores comienzan aprendiendo giros de radio largo y medio. Lleva más tiempo completarlos. Sin embargo, cuando se trata de pendientes pronunciadas y obstáculos en su parche, debe cambiar de dirección brusca y rápidamente.

En giros de radio medio o largo, tomará un momento para mover sus esquís de un borde al borde opuesto. Esto no es así con los giros de radio corto. Cambiará rápidamente su peso de un lado a otro para hacer giros más pequeños y rápidos, estos son excelentes para evitar obstáculos a toda velocidad.

Asegúrate de usar solo los mejores bastones de esquí.

Tallado

Carving es donde esquías con los bordes de tus esquís. Si dice que debe mirar hacia arriba de una pendiente, probablemente verá formas de S en la nieve. Esto se debe a que los esquiadores utilizan los bordes de sus esquís.

Para realizar una curva, debe aplicar presiones en los tobillos, las caderas y las rodillas. Cuando llegue el momento de moverse en la otra dirección, simplemente cambiará su peso en la dirección opuesta también.

Kick giros

El giro de patada lo ayudará a cambiar de dirección cuando se mueva rápidamente cuesta abajo y sea difícil cambiar de dirección. Debes saber cómo patear adecuadamente los esquís. Comience asegurándose de que los esquís se muevan lateralmente hacia las pistas y que ambos bastones estén en el lado cuesta arriba. Esto le proporcionará un mayor equilibrio.

Luego tome el esquí alpino y levántelo hacia adelante. También estará levantando la punta y la colina, invirtiendo así la dirección.

Sus pies ahora están en una posición incómoda donde apuntan en dos direcciones diferentes. A continuación, cambie el peso de su cuerpo hacia el esquí descendente y luego gire el esquí cuesta arriba y colóquelo en paralelo al otro esquí. Este es ahora el nuevo esquí alpino.

Paradas de hockey

La parada de hockey permite al esquiador detenerse rápidamente. Si sabe practicar esquí en paralelo, hacer la parada de hockey debería ser sencillo.

Cuando estés esquiando cuesta abajo rápidamente y la parte superior del cuerpo mira en la dirección hacia la que estás esquiando, moverás ambos esquís en la posición opuesta a la parte superior del cuerpo y excavarás los bordes en la nieve.

Esto debería hacer que se detenga. Recibe su nombre de la maniobra que realizan los jugadores de hockey sobre hielo cuando quieren detenerse.

Un buen par de pantalones de esquí evitará que la nieve fría entre por debajo.

Trabajando para llegar a pendientes más pronunciadas

Antes de que pueda conquistar las pendientes más empinadas, es una buena idea comenzar con algo pequeño. Vaya con pendientes menos empinadas e incluso cuando elija un borde empinado, asegúrese de que esté a poca distancia del fondo.

Poco a poco irás practicando tus habilidades hasta que finalmente puedas llegar al tobogán de diamantes más alto.

Los peluqueros empinados

Cuando estás en la cima de una peluquería y miras hacia abajo te dan ganas de dejar tu comida anterior, entonces no estás listo para esquiar por las empinadas pistas de esquí.

Para obtener la comodidad necesaria para bajar las pendientes empinadas, debe practicar. En lugar de simplemente elegir una sección menos empinada de una carrera, desafíate a ti mismo y ve por una sección mucho más empinada.

Encuentre las pistas intermedias más empinadas que pueda encontrar y practique en ellas y una vez que su confianza aumente, estará listo para el esquí más empinado.

Pendientes fuera de pista

Y cuando haya abordado todas las empinadas ruinas arregladas, estará listo para salir de pista. Aquí el terreno es nuevo e intacto y ofrece un nivel de desafío aún mayor. Sin embargo, la ventaja de esto es que ahora puede expandir el terreno, lo que le brinda aún más opciones.

Eche un vistazo a lo que puede esperar al esquiar fuera de pista.

Algunas técnicas de esquí empinadas

Cuando estés esquiando por pendientes empinadas, también necesitarás algunas técnicas. Puedes practicar con cada uno de estos.

Inclinado cuesta abajo

Todo el sentido común está en contra de inclinarse cuesta abajo. Sin embargo, cuando se trata de pendientes pronunciadas, inclinarse cuesta abajo es una habilidad útil. Debe concentrarse en luchar contra cualquier impulso que le indique que se incline hacia atrás.

Y no importa hacia dónde se dirijan sus habilidades, asegúrese de que la cabeza y la parte superior del cuerpo estén hacia abajo.

Plantar postes cuesta abajo

Plantar los postes cuesta abajo ayudará a iniciar giros empinados. Cuando llegas cuesta abajo puedes posicionar tu cuerpo mucho mejor.

Cuando eres un esquiador experto, puedes llevar diferentes técnicas de colocación de postes en tu arsenal de trucos. Uno de ellos es la planta de poste de bloqueo que ayuda a cambiar la velocidad de un giro.

Haciendo giros de salto

Cuando el parche es estrecho, es posible que deba realizar el giro de salto. Aquí deberá exagerar la extensión al comienzo del giro y esto levantará los esquís de la nieve. Tenga en cuenta que terminará el giro en el aire. Estarás flexionando las rodillas cuando aterrices. Además, necesitarás hacer las plantas polares.

Dependiendo del tipo de nieve, también necesitará saber esquiar en polvo.

Controlando tu velocidad

Necesita poder controlar su velocidad cuando maneja esas pendientes empinadas. Puede hacer esto de diferentes maneras, una de las cuales es usar la parte inferior de su giro para reducir la velocidad o subir una colina ligeramente.

Si hiciste los giros de carving, acelerarás el esquí. Por otro lado, hacer giros derrapando ralentizará los esquís. Si necesita evitar un objeto delante de usted o incluso otro esquiador, puede realizar la parada de hockey.

Si eres un esquiador inteligente, leerás el terreno y descubrirás las áreas en las que vas a girar o detenerte. Puede reducir la velocidad buscando un lugar para subir una pendiente.

Además, haga un giro cuando esté en un vuelco y evite esquiar justo sobre la línea de caída. Esto le permitirá reducir la velocidad. Si no está familiarizado con esta técnica, asegúrese de aprender a esquiar antes de dirigirse a pendientes pronunciadas. Si bien la adrenalina es lo que hace que todo valga la pena, debes asegurarte de tener siempre el control de la velocidad.

Ajustar la forma del giro

Tenga en cuenta que la forma de la curva tiene un gran impacto al esquiar en pendientes pronunciadas. Puede hacer giros redondeados tallados para reducir o acelerar los esquís. Si presiona el esquí de trabajo, reducirá la velocidad y cuanto más lo mantenga, más lento será.

Además, los esquís reducirán la velocidad si se giran cuesta arriba antes de comenzar el siguiente giro. Tenga en cuenta que un giro de radio amplio funcionará mejor en pendientes amplias. Tendrá más éxito con giros de radio pequeño en pendientes estrechas.

Resumen de Mis Tarekos

Esquiar en pendientes pronunciadas requerirá práctica para ayudarlo a superar el miedo y ganar más confianza. También aprenderá más habilidades que le ayudarán a ganar y mantener el control al montar en pendientes extremadamente empinadas. Cuando esté listo para el esquí más empinado, puede subir por ese doble tobogán de diamantes negros.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *