COPAS

Ordenar
-
Valoración
Ordenar
-
Valoración

En el ámbito de las copas, vamos a ir más allá y voy a intentar hablaros de diferentes tipos de copas que existen ya que suelen variar muy poco en cuanto a algo tan esencial como su función, es decir, contener líquidos. Pero en realidad sus funciones pueden ser muy diferentes y un diseño puede jugar a nuestro favor o en contra.

Tipos de copas

Las copas de vino tinto se caracterizan por ser más anchas y profundas que las copas de vino blanco. La forma de estas copas ayuda a que el vino se oxigene y evolucione, permitiendo así apreciar todos los matices del aroma.

Las copas de champán son un poco más pequeñas y estrechas, con un pie alargado. Se trata de una copa diseñada específicamente para servir este tipo de bebida ya que su forma permite mantener la espuma durante más tiempo.

Las copas de cava son similares a las de champán pero un poco más grandes. De nuevo, se trata de una copa diseñada para conservar la espuma durante más tiempo y así poder disfrutar plenamente del sabor del cava.

Las copas de gin tonic son un poco más grandes y estrechas que las copas de vino tinto. La forma de estas copas permite que el gin se mezcle bien con la tonic y así poder apreciar todos los matices del sabor.

Las copas de cerveza se han diseñado específicamente para sacar el mejor sabor y aroma de la bebida, permitiendo así disfrutar plenamente del sabor.

Las copas pinta son una opción popular para servir cerveza ya que su forma permite que se mantenga la espuma durante más tiempo. La espuma ayuda a conservar el sabor y el aroma de la cerveza, por lo que esta es una buena opción si quieres disfrutar del sabor completo de cerveza.