ᐅ OPINIONES DE ESTUFAS DE BIOETANOL • Reseñas, ventajas y desventajas

La estufas de bioetanol representan un tipo particular de calefacción que se caracteriza por ser menos contaminante que el tradicional, precisamente en virtud del combustible «ecológico» que utiliza: el bioetanol.

Este método de calentar el ambiente ha suscitado y sigue suscitando numerosas perplejidades, derivadas principalmente de que se trata de un sistema aún poco conocido y, como tal, tampoco muy explotado.

Por lo tanto, esta guía tiene como objetivo hacer un balance de opiniones sobre estufas de bioetanol, es decir, tratando de entender en primer lugar cómo funcionan exactamente, qué es el bioetanol y, obviamente, los pros y contras que ofrece. Si encuentra el tema de su interés, por lo tanto, todo lo que tiene que hacer es continuar leyendo.

– Estufas de bioetanol: que son y como funcionan

Las estufas de bioetanol, también llamadas bio estufas o biochimeneas, son sistemas de calefacción de espacios que tienen la estructura característica de la chimenea, con la particularidad de que también se pueden instalar sin chimenea.

La estufas de bioetanol sin ventilaciónDe hecho, son necesarios precisamente por su sencillez de instalación, ya que no requieren una columna vertical libre en la que instalar el cañón.

Sin embargo, esta no es la única ventaja que ofrece este sistema de calefacción: antes de continuar con la lista de todos los demás, junto con la de las inevitables desventajas, es bueno comenzar desde el principio, explicando qué se entiende exactamente por el término «bioetanol«.

Bioetanol: ¿un combustible ecológico?

El bioetanol es un combustible líquido e incoloro resultante de la fermentación de material vegetal, especialmente caña de azúcar y cereales.

Considerado por muchos como un combustible ecológico y respetuoso con el medio ambiente precisamente en virtud de su origen natural, en realidad también es responsable de producir contaminación, aunque en una forma mucho menor que los combustibles tradicionales.

Esto se debe a que los contaminantes del bioetanol solo contienen monóxido de carbono. en dosis muy bajas, lo que sin duda lo convierte en un combustible más respetuoso con el medio ambiente que todos los demás.

Este tipo particular de combustible, por tanto, puede ser utilizado como sistema de calefacción, siempre que sea el específico para estufas de bioetanol: en jerga se dice que debe estar “desnaturalizado a 96 °”, que traducido significa que debe tener un origen completamente vegetal, es decir, puro y biológico.

La característica principal de este tipo de bioetanol es el hecho de que garantiza una combustión completamente inodoro: un mal olor, de hecho, es síntoma de que contiene impurezas que, al depositarse en el interior de la estufa, producen un olor desagradable.

En conclusión, por tanto, se puede decir con certeza que el bioetanol es el combustible más ecológico presente en el mercado, pero esto no la exime de producir residuos contaminantes, aunque menos dañinos para el medio ambiente que los de los combustibles tradicionales.

Estufa de bioetanol: cómo funciona

Para activar el calentamiento de bioetanol dentro de nuestra estufa es obviamente necesario verter el combustible líquido en el vado adecuado y encender la llama con un mechero de mango largo, para no quemarnos: varía su color según la intensidad del calor emitido, que se transmite por convencional e inmediatamente pasa a calentar el ambiente en el que se encuentra la biochimenea.

En caso de que el nuestro sea uno estufa de bioetanol ventilada, el calor se propagará mucho más rápido, gracias al ventilador eléctrico con el que está equipado y que se utiliza específicamente para acelerar la difusión del aire caliente.

Cuando luego queramos apagar la estufa, debemos tener mucho cuidado de no quemarnos, cerrando el compartimento de bioetanol con la ayuda de un objeto y sin quitar el cristal protector.

Durante el proceso de calentamiento, también debemos recordar ventilar el ambiente: aunque la cantidad de monóxido de carbono emitido es menor que la de los combustibles tradicionales, siempre es mejor asegurar el reciclaje del aire, más aún si la estufa se coloca en habitaciones pequeñas.

Ahora que tenemos una comprensión clara del significado de una estufa de bioetanol y la forma en que funciona, podemos centrarnos en opiniones al respecto a la vigencia de esta forma particular de calefacción ecológica y lo hacemos analizando sus pros y contras.

– Estufas de bioetanol: pros y contras

Como todas las cosas, las estufas de bioetanol también tienen pros y contras, a saber, esto tipo ecológico de calefacciónAdemás de ofrecer indudables ventajas, también tiene inevitables desventajas.

En este párrafo, por tanto, vamos a proponer un listado tanto del primero como del segundo, fruto de las opiniones ganadas por quienes han utilizado la biochimenea. Así que veamos juntos los pros y los contras del calentamiento con bioetanol.

Estufas de bioetanol: ventajas

Comencemos de inmediato con la lista de los indudables. beneficios ofrecidos de este sistema de calefacción, que ciertamente no faltan.

  • La primera y más inmediata ventaja del calentamiento con bioetanol es el hecho de que es un Sistema 100% ecológico y natural.. De hecho, las emisiones de CO2 nocivas se reducen hasta en un 70% con respecto a las derivadas del uso de combustibles fósiles clásicos, con el consiguiente respeto por el medio ambiente.
  • Instalar una estufa de bioetanol es unaoperación muy simple, que no requiere reformas especiales ni trabajos de albañilería. Esto se debe a que, al no emitir sustancias nocivas, estas biochimeneas no necesitan la chimenea, que por lo tanto puede evitarse.
  • También en virtud de la ausencia de la chimenea, el calor se emite de una manera más concentrada, lo que permite que el ambiente se caliente más rápido, especialmente si es de tamaño pequeño. En este caso, sin embargo, es muy importante ventilarlo de vez en cuando.
  • Este tipo de estufa se puede instalar sin necesidad de solicitar ningún autorización y, una vez finalizada la obra, ni siquiera necesita ser limpiada, ya que no dispersa ni cenizas ni polvo.
  • Las estufas de bioetanol, como hemos dicho, tienen la estructura característica de las chimeneas. En concreto, a menudo adquieren una forma muy elegante y refinada, embelleciendo el entorno en el que se colocan.
  • Las biochimeneas, a diferencia de otros sistemas, también pueden ser moverse de una habitación a otra y tienen costos de instalación muy bajos.

Como podemos ver, por tanto, las ventajas que se derivan de este tipo de calentamiento son realmente numerosas. Pero, ¿qué pasa con las desventajas? Nos ocupamos de esto en la siguiente sección.

Estufas de bioetanol: desventajas

Ahora veamos cuáles son las desventajas a las que debes enfrentarte en caso de que decidas optar por el calentamiento con bioetanol.

  • Aunque el tipo de calefacción que ofrecen las biochimeneas es muy concentrado, en ningún caso puede ser comparable a el de las chimeneas de leña: en otras palabras, pueden funcionar bien para calentar una habitación, pero no todo un apartamento, especialmente si es grande.
  • La combustión de bioetanol produce grandes cantidades de vapor de agua que, a su vez, aumentan la humedad presente en el interior del ambiente, con todo lo que sigue.
  • Al comprar bioetanol, es necesario asegurarse de que sea del tipo correcto, 100% natural y orgánico, de lo contrario se esparcirá un mal olor cuando se queme dentro de la estufa.
  • Si la estancia en la que se coloca la estufa es muy pequeña, recuerde ventilarla, de lo contrario los productos derivados de la combustión permanecerán en su interior.
  • Este tipo de biochimeneas deben ser manipulado y usado con mucho cuidado: el bioetanol es, de hecho, un combustible especialmente inflamable y, por tanto, existe el riesgo de sufrir quemaduras potencialmente graves si se utiliza de forma descuidada.

Como podemos ver, por tanto, frente a todas sus numerosas y convenientes ventajas, el sistema de calentamiento de bioetanol también tiene algunas desventajas innegables, que inevitablemente debe tenerse en cuenta.

Decidir si cambiar o no a este método ecológico de calentar la casa, por tanto, no es sencillo, ya que realmente lo son hay muchas variables a tener en cuenta.

Mucho también depende del tipo de casa en la que vivas, dales tamaño de las habitaciones e incluso de las propias ideas personales: la ecología, de hecho, no es un asunto capaz de tocar el corazón de nadie, al menos no en todos los casos. Y este es sin duda uno de ellos.

– Conclusión

Hemos llegado al final de esto guía dedicada a las estufas de bioetanol. Hemos analizado en detalle su significado y funcionamiento, centrándonos en particular en las ventajas y desventajas encontradas durante su uso.

La conclusión a la que hemos llegado es que existen tanto razones a favor de esta forma particular de calefacción doméstica (y ciertamente no son pocas) como razones en contra. Determinar a cuál de ellos acudir es obviamente una elección muy personal y, como ya hemos dicho, depende de muchos factores diferentes.

Al final, lo que importa es tomar una decisión consciente, resultado de una evaluación astuta y cuidadosa tanto de los pros como de los contras, como para no ponernos en la posición de tener que arrepentirnos una vez realizada la compra.

Las estufas con combustión de bioetanol guiño al futuro, pero eso no significa que todos debamos estar preparados para abrirnos a esta forma ecológica de calentamiento. Como en todos los casos, es una elección puramente subjetiva.

Últimos mensajes de Luca Padoin (ver todo)



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *