ŠźÖ PSOCOPTERS ‚ÄĘ Consejos y trucos para detectarlos y eliminarlos

Cuando pensamos en todo plagas de insectos que nos puede pasar dentro de la casa, el pensamiento vuela inmediatamente a las chinches, pulgas y garrapatas, quizás inadvertidamente traídas por nuestra mascota.

La idea de que incluso el psocoptera apenas nos toca, sin embargo, estos peque√Īos par√°sitos est√°n m√°s extendidos de lo que pensamos.

Esta guía, por tanto, nació con el objetivo deaprender a identificarlos y erradicarlos, explicando también cómo se elaboran y qué hábitos tienen.

Si por casualidad los tienes en casa sabes muy bien de lo que estamos hablando, de lo contrario te recomendamos de todos modos sigue leyendo, ya que todav√≠a es informaci√≥n que podr√≠a ser √ļtil.

РPsocoptera: cómo se fabrican y dónde se pueden encontrar

Para comprender el tema de esta gu√≠a, el conocimiento de psocoptera, tambi√©n llamado ¬ęinsectos de moho‚Äú: Un nombre m√°s que justificado del que luego tendremos la oportunidad de entender el motivo.

En este p√°rrafo, por lo tanto, presentaremos estos ‚Äúlindos‚ÄĚ animalitos en detalle, explicando c√≥mo est√°n hechos y qu√© son. sus h√°bitos.

Psocoptera: descripción, características y hábitat.

Psocoptera son insectos muy peque√Īos de color marr√≥n, que son dif√≠ciles de ver a simple vista: su tama√Īo, de hecho, es de poco m√°s de un mil√≠metro, por lo que identificarlos puede resultar bastante complicado.

De cualquier manera, su apariencia recuerda vagamente el de una hormiga: tienen una cabeza muy grande con ojos saltones, antenas largas y filiformes y un potente aparato bucal masticador.

Tambi√©n suelen tener cuatro alas membranosas que, en reposo, se mantienen en contacto con el abdomen; en algunos ejemplares, sin embargo, se presentan en menor n√ļmero o incluso ausentes. Las patas son utilizadas por estos insectos principalmente para caminar pero, si es necesario, tambi√©n les permiten saltar.

En cuanto ahábitat de estos parásitos, cabe destacar que se encuentran a gusto tanto al aire libre como en casa: en el primer caso, de hecho, los psocópteros se alimentan de los líquenes, hongos y algas que crecen en los troncos de los árboles; en el segundo, en cambio, les encanta alimentarse de papel (por eso no es raro encontrarlos entre las páginas de libros antiguos, que no se han hojeado durante mucho tiempo) y el moho.

De este h√°bito suyo, que les lleva a proliferar en ambientes h√ļmedos, deriva el nombre con el que los hemos identificado previamente: un nombre que tambi√©n indica que, si en nuestro hogar es moho presente, entonces es muy probable que tambi√©n est√©n presentes.

Psocoptera vs √°caros: diferencias entre las dos especies

Aunque los psocópteros son en su mayoría de color pardusco, es cierto que mucho también depende de la especie a la que pertenezcan y no es nada raro poder observar la presencia de psocoptera blanco, que también se puede confundir con los ácaros del polvo.

Estos √ļltimos, sin embargo, son par√°sitos completamente diferentes y con caracter√≠sticas diferentes, por lo que es muy importante no te confundas entre las dos especies. A continuaci√≥n, por tanto, vamos a enumerar una serie de rasgos que distinguen a los √°caros: aunque algunos de estos los unen a psocoptera, enseguida nos daremos cuenta de que en realidad son insectos diferentes.

  • Los √°caros del polvo tambi√©n son insectos microsc√≥picos invisible a simple vista que viven y se alimentan de nuestras c√©lulas muertas, as√≠ como de las de nuestros animales.
  • El h√°bitat principal de este tipo de insectos es nuestra cama: por m√°s repugnante que sea pensar en ello, un colch√≥n usado contiene un n√ļmero estimado de √°caros entre cien mil y diez millones de individuos.
  • La proliferaci√≥n de √°caros ocurre principalmente en hogares donde est√°n presentes los siguientes factores: mala ventilaci√≥n; alta humedad; alta temperatura; fuentes adecuadas de nutrici√≥n, derivadas principalmente de nuestras materias org√°nicas y las de nuestros animales; colchones muy viejos; molde.

Como podemos ver, por tanto, es indudable que existen similitudes entre ácaros y psocópteros: los primeros, sin embargo, además de no ser visibles a simple vista, también pueden dar lugar a alergias severas.

Estos √ļltimos, en cambio, salvo que se trate de personas especialmente sensibles, no suelen provocar alergias, pero se convierten en un problema cuando empiezan a proliferar. literalmente acechando nuestra casa.

РCómo eliminar psocoptera: métodos y estrategias para erradicarlos

Después de explicar en detalle cómo se presentan los psocópteros, distinguiéndolos también de los ácaros (que, aunque repugnantes, de hecho son invisibles y son un problema solo para las personas alérgicas), es hora de centrarse en los métodos y estrategias que se pueden explotar. deshacerse de estos parásitos de forma permanente.

Como se comprende fácilmente, no es un trabajo sencillo y rápido sino que, al contrario, requiere paciencia, compromiso y dedicación.

Después de todo, es bien sabido que las infestaciones de insectos y parásitos, independientemente de la especie, son problemas que tardan mucho en pasar y es algo sobre lo que no se puede hacer nada.

Si, por tanto, nuestro problema viene dado por psocoptera y como eliminarlos, lo √ļnico que debe hacer es proceder mediante prueba y error hasta que est√© seguro de haber erradicado por completo la infestaci√≥n.

Derrota a psocoptera: cómo proceder

A continuación proponemos un lista muy detallada que ilustra, punto por punto, cómo proceder para eliminar los psocoptera presentes en nuestra casa.

Para estar seguro de Haz un buen trabajo, es bueno seguir todos estos pasos con gran atención y precisión, sin dejar piedra sin remover.

  • Lo primero que hay que hacer para deshacerse de estos par√°sitos es deshacerse de los objetos que colonizaron: como hemos dicho, de hecho, a los psoc√≥pteros les encanta papel de libros viejos, pero tambi√©n cajas de cart√≥n, resmas de papel y comida dejada por ah√≠ (por ejemplo, una vieja caja de cereal que se ha dejado abierta y sin usar).
  • Si estamos particularmente apegados a uno de los objetos que se han convertido en presa de estos insectos, no debemos desesperarnos: una soluci√≥n alternativa consiste en ‘ponerlo en una bolsa sellada luego p√≥ngalo en el congelador y d√©jelo all√≠ por uno o dos d√≠as. Pasado este tiempo, podemos retirarlo y limpiar el objeto con una aspiradora para liberarlo de psoc√≥pteros muertos congelados.
  • Una idea para liberarnos de estos par√°sitos y, al mismo tiempo, prevenir su posible regreso, es eliminar lo que representa su principal forma de sustento y causa de proliferaci√≥n: El molde. Esta sustancia, como bien sabemos, no es saludable en cualquier caso, por lo que deshacerse de ella significa actuar en dos frentes: erradicar los psocoptera, evitar su regreso; y hacer que el entorno en el que vivimos sea mucho m√°s saludable.
  • Compra un humidificador puede ser una excelente soluci√≥n capaz de actuar de ra√≠z, evitando la formaci√≥n de moho y haciendo que el ambiente sea mucho menos h√ļmedo. Los psoc√≥pteros, de hecho, proliferan en presencia de humedad y, si logramos mantener el nivel por debajo del 50%, crear√≠amos un ambiente decididamente hostil para estos insectos.
  • La fugas de agua nunca deben descuidarse: adem√°s de ser un desperdicio innoble, representan una verdadera ¬ęTierra de juguetes¬Ľ para nuestros amigos psoc√≥pteros. Por eso, adem√°s de asegurarnos de que ninguno de nuestros grifos tenga goteras (y en este caso intervenir de inmediato), tambi√©n es bueno utilizar tapetes para los pies a la hora de ducharse o ba√Īarse; limpiar de inmediato cada vez que vertimos agua accidentalmente y, finalmente, equipar todas nuestras plantas con un platillo.
  • Otro intento que se puede hacer es el mejorar la ventilaci√≥n de nuestro hogar, aprovechando todo lo que est√° en nuestro poder: ventanas abiertas con frecuencia, ventilador y aire acondicionado, especialmente en √°reas particularmente sujetas a humedad como el ba√Īo.
  • Finalmente, como √ļltimo y desesperado recurso es posible recurrir a insecticidas: de hecho esta no es la soluci√≥n ideal pero, si la infestaci√≥n es tal que ahora es muy visible a simple vista y en niveles muy preocupantes, entonces el uso de productos qu√≠micos se vuelve pr√°cticamente obligatorio.

Una vez que hayamos realizado todas estas operaciones, ser√° necesario pasar a la segunda fase de la obra: limpiar por completo la casa, para estar seguros de que realmente todos nuestros enemigos han sido erradicados.

Limpiar la casa después de una infestación: cómo hacerlo.

Exactamente como en el apartado anterior, también en este propondremos una serie de puntos programáticos que deben seguirse con atención: el propósito, en este caso, es realizar un limpieza meticulosa de nuestro hogar, como para estar seguros de que hemos dejado el psocoptera de forma permanente.

  • Pasar la aspiradora como nunca lo hemos hecho en nuestra vida, dedicando una esmerada atenci√≥n a cada rinc√≥n de la casa, especialmente a los m√°s escondidos que quiz√°s nunca pensamos en tener que limpiar.
  • Debemos hacer el mismo trabajo, por desgracia, en todos nuestros libros si han sido atacados por par√°sitos: tal vez podamos explotar un peque√Īa aspiradora port√°til, para pasar a lo largo de todas las p√°ginas y portadas.
  • Toda el √°rea de la infestaci√≥n, por ejemplo la biblioteca, debe estar temporalmente privada de sus objetos y los estantes deben ser desempolvar y desinfectar con un buen solvente.
  • Si tenemos la costumbre de guardar objetos de papel viejos, como cuadernos de cuando √≠bamos al colegio o cajas viejas en las que guardamos nuestros juguetes, ser√≠a bueno deshacernos de ellos. Por mucho que lamentemos, estos son precisamente el tipo de objetos que atraen a los psoc√≥pteros como la miel a las abejas, lo que significa que mantenerlos en el interior nos expone al riesgo de su infestaci√≥n.
  • Una vez hecha la limpieza, podemos completar el trabajo usando algunas estrategias para proteger nuestro hogar: mantener la comida en recipientes herm√©ticos, poner libros y cajas en estantes altos lejos del piso y tal vez entregarnos al bricolaje aprendiendo a cubrir libros y cuadernos las cubiertas de pl√°stico son todos los trucos que pueden prevenir una infestaci√≥n de psocoptera.

Como puede verse fácilmente en esta lista, deshacerse de psocoptera no es nada fácil, en el sentido de que requiere mucha paciencia, compromiso y dedicación. Lo que molesta a la mayoría de estos parásitos es su particular predilección por el papel que, como hemos visto, les lleva muchas veces a colonizar nuestros queridos libros.

Dado que ning√ļn lector podr√≠a separarse de sus propios libros con un coraz√≥n alegre, en el siguiente p√°rrafo vamos a sugerir una serie de remedios naturales dise√Īado para mantener a psocoptera lejos de nuestros amados libros.

Esto no es solo una cuestión puramente sentimental: una vez que haya aprendido a contrarrestar la molde para formar, primera causa de la proliferación de parásitos, es importante aprender a evitar que los libros se conviertan en la segunda, protegiéndolos y defendiéndolos de la invasión de estos detestables animales.

– Psocoptera en papel: cuando nuestros libros son atacados

Después de todo lo que hemos dicho, ya debería estar claro que nuestros amigos psocópteros poseen uno. especial afición por el papel, especialmente el de los libros.

Las p√°ginas de los vol√ļmenes m√°s antiguos, los sujetos a moho, constituyen unatracci√≥n irresistible por estos par√°sitos que, a la primera oportunidad, no dudan en entrar en √©l y convertirlo en su hogar.

Una infestación de este tipo es cualquier cosa menos deseable, ya que en el peor de los casos podría resultar en la renuncia total y definitiva de nuestros amados libros, de los que necesariamente debería deshacerse.

¬ŅC√≥mo puede evitar que esto suceda? Pues bien, incluso en estos casos es posible recurrir a una serie de √ļtiles remedios, cuya finalidad es mayoritariamente preventiva.

A diferencia de las que hemos enumerado en el p√°rrafo anterior, de hecho, se trata de soluciones dise√Īadas espec√≠ficamente para libros y que deben utilizarse para prevenir yvitare una infestaci√≥n de psocoptera (o, quiz√°s, despu√©s de la infestaci√≥n: para evitar que regresen). Veamos juntos de qu√© se trata.

Remedios naturales para proteger los libros de psocoptera

A continuaci√≥n vamos a enumerar algunos remedios naturales sencillos dise√Īados para proteger nuestros libros del ataque de pscoptera y, en general, del moho y varios par√°sitos. Averig√ľemos cu√°les son.

  • Bicarbonato de sodio: esta sustancia es muy √ļtil para prevenir la formaci√≥n de moho, con su mal olor responsable de atraer a los odiados psoc√≥pteros. Para utilizarlo, basta con utilizar la mezcla de polvos untada en un pincel, que luego se debe pasar al centro de la encuadernaci√≥n de las p√°ginas.
  • Talco mentolado: tambi√©n esta segunda sustancia, con su caracter√≠stico aroma a eucalipto, es particularmente invisible para los par√°sitos. Utilizarlo como ¬ędetergente¬Ľ para limpiar nuestros libros, tanto viejos como frescos, puede ser una forma muy √ļtil no solo de protegerlos, sino tambi√©n de garantizarles una mejor conservaci√≥n.
  • Hojas de lavanda: ¬ŅAlguna vez has pensado en hacer lindos marcadores con hojas de lavanda? Pues bien, adem√°s de ser un regalo muy original, estas hojas tienen el m√©rito de realizar una excelente funci√≥n protectora. Basta con mantener algunos de ellos en las p√°ginas de nuestros libros (reemplaz√°ndolos de vez en cuando) y la protecci√≥n estar√° asegurada. El mismo resultado tambi√©n se puede obtener con las hojas de otras plantas, como el laurel y el limoncillo.

Adem√°s de utilizar estos remedios naturales, que sin duda son muy √ļtiles, es bueno, sin embargo, seguir algunos reglas de conducta relacionados con el mantenimiento de libros y que pueden ayudar mucho a evitar que se forme moho entre sus p√°ginas, con todo lo que sigue. Hablamos de ello en la siguiente secci√≥n.

Cómo evitar la formación de moho entre libros: las reglas a seguir

A continuación enumeramos una serie de reglas que, si se siguen correctamente, pueden evitar que nuestros libros se conviertan en presa del ataque del moho. Como debería estar claro a estas alturas, de hecho es directamente responsable de la presencia del psocoptera, en consecuencia: a través de uno, a través de los otros.

  • Los libros, por regla general, deben colocado solo en lugares secos y ventilado, libre de cualquier forma de humedad. Precisamente por eso, mantenerlos encerrados en un armario, que pocas veces podemos abrir, ciertamente no es una buena idea.
  • Los libros deben ser colocado verticalmente, uno al lado del otro pero sin presionarlos demasiado: esto es importante para permitirles ¬ęrespirar¬Ľ, dejando que un poco de aire penetre entre un volumen y otro.
  • Una buena pr√°ctica es hojear los libros de vez en cuando: es una forma de dejarlos airear y evitar la formaci√≥n de moho entre las p√°ginas.
  • Si los primeros signos de presencia de moho son evidentes, se puede hacer de esta forma: coger el secador y ajustar su chorro al m√≠nimo de calor. Una vez hecho esto, debe proceder a seca todo el libro, cuidando que el aire le llegue en cada una de sus partes: entre las p√°ginas, a lo largo de las encuadernaciones, en la portada, etc. La duraci√≥n de este proceso no debe exceder los cinco minutos por libro y lo ideal ser√≠a hacerlo en un d√≠a ya seco y caluroso. Si mientras hacemos esto notamos la presencia de algunos par√°sitos, entonces debemos correr inmediatamente a cubrirnos, poniendo el volumen en un Bolsa de vac√≠o y mantenerlo all√≠ durante unos veinte d√≠as. Para cuando lo saquemos, esos primeros par√°sitos habr√°n muerto sin haber tenido la oportunidad de reproducirse.

РConclusión

Hemos llegado al final de esto guía dedicada a psocoptera, los muy odiados insectos del moho que, si no se detienen a tiempo, son capaces de dar lugar a una molesta plaga.

Como tenemos llegué a descubrir, de hecho, uno de ellos lugares favoritos está representada por nuestra biblioteca, donde estos parásitos pueden encontrar muchos libros en los que anidar.

Sin embargo, independientemente del lugar que decidan rondar, la prevención es siempre la mejor arma, un arma que, en este caso, significa evitar la formación de moho y humedad a pesar de todo.

Este es de hecho el el mejor consejo que podemos dar, así como lo que resume toda la guía.

√öltimos mensajes de Luca Padoin (ver todo)



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *