¿¿¿¿a???? AGUA Atascado â ?? ¢ Trucos, Remedios y Soluciones

De todos los problemas domésticos que pueden ocurrir, el inodoro obstruido ciertamente se encuentra entre los más insoportables y molestos. El inodoro, aunque no es uno de nuestros objetos de decoración favoritos, sí es fundamental y por ello es necesario que su funcionamiento sea siempre impecable.

Desafortunadamente, a veces puede suceder que se obstruya, colocándonos en una situación nada deseable y que urge solucionar de la forma más rápida y sin dolor posible.

Esta guía, por tanto, nació con el objetivo de revelar quiénes son los mejores remedios para el baño obstruidos: los de bricolaje, para los que no es necesario ir a molestar al fontanero (¡con un gasto relativo!), pero que podemos arreglárnoslas fácilmente por nuestra cuenta.

Si crees que el tema puede ser de tu interés, entonces, solo tienes que seguir leyendo

– Desatascar el inodoro: cómo hacerlo sin la ayuda del fontanero

Como anticipamos en la introducción, el inodoro obstruido representa uno de los problemas más temidos y molestos que pueden surgir en la intimidad de nuestro hogar.

Seamos realistas: ninguno de nosotros quiere lidiar con este objeto más de lo necesario, y menos a la hora de realizar unaoperación a veces repugnante como el de desatascarlo.

Sin embargo, en el momento en que nos encontramos lidiando con un inodoro obstruido, lamentablemente no podemos dar marcha atrás y tenemos que trabajar duro para resolver el problema.

Por tanto, a continuación proponemos una serie de remedios «hágalo usted mismo» que podrían resultar de gran utilidad en caso de necesidad, dado que, por supuesto, todo depende también del motivo de la obstrucción.

A inodoro obstruido con objetos, por ejemplo, ciertamente no se puede comparar con un inodoro obstruido con cal: estos son, de hecho, problemas diferentes que, como tales, requieren soluciones diferentes. Entonces veamos cómo intervenir en casos como estos y en otros, proponiendo una serie de remedios divididos por «género».

Remedios naturales

A esto primera categoria que vamos a analizar, pertenecen a todos aquellos remedios que, además de no requerir la intervención del fontanero, basan su eficacia en el uso de ingredientes típicamente caseros, que todos guardamos en casa.

Por tanto, se trata de Remedios muy simples y económicos. que, contrariamente a lo que podría pensarse, a menudo y de buena gana demostró ser decididamente eficaz.

Veamos juntos cuáles son:

  • Esperar: este primer remedio puede parecer una broma pero no lo es. A veces, esperar y no hacer nada, dejar que el problema se resuelva por sí solo, puede ser el remedio más eficaz y esto también es cierto en el caso de inodoro obstruido.Si la causa del atasco se debe a un exceso de papel higiénico (uno de los problemas más comunes) y, al activar el desagüe, nos damos cuenta de que el inodoro no puede deshacerse de él, podemos intentar esperar unas horas, mejor aún, toda la noche.

    De hecho, puede suceder que el agua, junto con la acción de la fuerza de gravedad, libere el atasco de forma independiente, sin que tengamos que hacer nada. No hace falta decir, por supuesto, que este remedio solo es válido en este caso y solo se puede utilizar si tienes la posibilidad de usar otro baño en el tiempo de espera.

  • Agua caliente: El agua caliente puede ser un excelente aliado a la hora de limpiar un desagüe obstruido. Sin embargo, antes de usarlo, será necesario liberar el inodoro del exceso de agua que se ha formado en la superficie y que no se puede eliminar.Una vez realizada la operación, un balde de agua hirviendo (o incluso dos, si necesario) se puede verter en el desagüe: la alta temperatura, de hecho, debería desbloquear el atasco, especialmente si facilitamos todo con la ayuda del cepillo.
  • Bicarbonato de sodio y sal gruesa: Si sospechamos que el desagüe está muy obstruido, el agua caliente por sí sola puede no ser suficiente para descorchar el inodoroPor eso, una buena idea podría ser agregar una taza de bicarbonato de sodio y una taza de sal gruesa: esta combinación, de hecho, es un abrasivo natural real, con un efecto mucho más efectivo que el simple agua hirviendo.
  • Bicarbonato de sodio y vinagre: Otro remedio natural sumamente efectivo es mezclar vinagre blanco con bicarbonato de sodio, ya que estos dos ingredientes juntos crean una reacción química muy fuerte, luego de lo cual procederemos a verter un vaso de bicarbonato de sodio y dos tazas de vinagre. Una vez hecho esto podremos terminar el trabajo con nuestro caldero de agua hirviendo, cuya ayuda siempre es bienvenida. Si no funciona, puedes repetir la operación varias veces, con ayuda del cepillo.
  • Coca Cola: ¿hubiera pensado alguna vez que la coca cola, una de las bebidas más borrachas y queridas del mundo, es también un excelente remedio contra desagüe del inodoro obstruido? Quizás no sea el caso de demorarse demasiado en pensar en ello, dándonos cuenta de que en realidad bebemos un líquido “limpiador de desagües”, pero que así sea. Digamos más bien que es una bebida tan buena y versátil que también lo puede hacer, pero para aprovecharla en este sentido hay que mezclarla con otros ingredientes, a saber, la ya conocida sal gruesa y bicarbonato, ambos en la cantidad de 250 gramos.

    En cuanto a nuestra querida Coca-Cola, dos tazas serán suficientes. El «puré» se preparará dentro de una botella de plástico, cuidando de agregar coca como último ingrediente, para luego agitar todo bien. Cuando la mezcla parezca homogénea, podemos verterla en el inodoro y esperar unas horas: los resultados serán sorprendentes.

Los enumerados hasta ahora, por tanto, son los remedios naturales: los menos contaminantes y fáciles, además de inmediatos, de implementar. ¿Y si eso no es suficiente? En ese caso podemos probar con el llamado «remedios mecánicos«.

Remedios mecánicos

Estos remedios se definen como «mecánicos» debido a que utilizan herramientas bastante comunes, que muchos de nosotros ya tenemos en nuestros hogares y, si no, siguen siendo muy fáciles y económicos de obtener.

Veamos cuáles son:

  • Émbolo: como su nombre indica, esta es la herramienta que se utiliza para liberar el desagüe del fregadero. Entonces, ¿por qué no usarlo también para la taza del inodoro? De hecho, el procedimiento es el mismo y se recomienda sobre todo en el caso de un atasco de tráfico profundo: bastará con empujar la ventosa hasta el fondo del inodoro y ejercer un poco de presión. bajar y, de ser así, bastará con descargar el inodoro y finalizar la operación.

  • Rompió: es un método bastante rudimentario, pero puede resultar útil en caso de emergencia o imposibilidad de obtener el émbolo. Equipados con guantes protectores, de hecho podemos introducir los paños en el inodoro, haciendo que se adhieran a la pared y cubran completamente el agujero.Cuando el agua esté en el nivel adecuado, tendremos que intentar ejercer presión hasta que el desagüe esté completamente liberado.
  • Percha: Increíble pero cierto, incluso una percha de ropa podría ser muy útil para limpiar un desagüe obstruido.

    Sencillamente, darle forma para transformarlo en un gancho (es más fácil de lo que parece), meterlo en el inodoro y utilizar la parte puntiaguda para “romper” el atasco. Una vez que se haya disuelto, lo podemos escurrir activando el desagüe.

Si el problema no se resuelve ni siquiera con estos remedios, entonces no queda nada por hacer más que recurrir a los dioses. productos químicos para desatascar el inodoro. Es un método que, por eficaz que sea, tenderá a actuar sobre todo el inodoro, afectando así la cerámica, arriesgándose a estropearla.

Una idea para usar in extremis, antes de usar uno de estos productos, podría ser probar con champú o, alternativamente, con detergente: estamos hablando, incluso en estos casos, de productos químicos, cuyo índice de «toxicidad» es, sin embargo, inferior al de productos más específicos.

A continuación, puede intentar verter un vaso en el inodoro y dejar que el disolvente actúe durante media hora. Con un poco de suerte, podría resultar una solución ganadora.

– Cómo mantener limpio el desagüe: qué NO tirar en el inodoro

En el párrafo anterior vimos cómo intervenir en caso de que un inodoro se atasque. En esto, sin embargo, nos centraremos en lo que hay que hacer para evitar encontrarnos con esta situación y otra aún peor.

Lo que mucha gente tiende a olvidar, de hecho, es que todo lo que tiramos al inodoro no se desmaterializa, simplemente termina en otro lugar, es decir, en el drenaje.

De las alcantarillas al mar es un momento y esto es lo que debemos evitar en todos los sentidos, más que solo desagüe obstruido. No hace falta decir, por supuesto, que los objetos de los que hablaremos en breve también pueden causar obstrucciones, por lo que en absoluto deben tirarse dentro del inodoro: tanto por el bien del medio ambiente como por el propio inodoro.

Los cuatro objetos que no se deben tirar al baño

A continuación se muestra una lista de los cuatro objetos que debe evitar absolutamente tirar al inodoro, ya que son responsables tanto de las posibles obstrucciones del desagüe como de la contaminación del medio ambiente.

1. Toallitas húmedas

La toallitas húmedas no todos son biodegradables. Aquellos que no lo son (es decir, la mayoría), si se arrojan al inodoro pueden crear serios bloqueos a nivel del desagüe, especialmente si la acción se repite una y otra vez.

Si tenemos la “suerte” de no encontrarnos con este tipo de problema o aún logramos superarlos, terminarán en las alcantarillas, con todo lo que conlleva.

2. Bastoncillos de algodón y almohadillas desmaquillantes

Incluso estos artículos de uso común pueden ser potencialmente peligrosos si se tiran por el inodoro. Al no ser biodegradables, de hecho, una vez en el inodoro se convierten en una masa informe y empapada, perfecta para crear obstrucciones al desagüe. Y contaminar el medio ambiente.

3. Condones

Entre los peores artículos para tirar al inodoro, los condones no se disuelven en agua y así acabar provocando graves daños tanto en el desagüe de nuestro inodoro como en el entorno en el que inevitablemente se liberan.

4. Absorbentes

La toallas sanitarias femeninas, tanto los externos como los internos, están compuestos por una combinación de plástico y algodón: un ensamblaje que puede resultar especialmente letal tanto para la salud de nuestro inodoro como para la del medio ambiente.

Una vez en contacto con el agua, de hecho, inevitablemente terminan absorbiéndola, aumentando así su volumen y convirtiéndose en «gorras» perfectas que quitar no es nada fácil. Tirarlos al baño, por lo tanto, es un gesto que debe evitarse por completo.

– Conclusión

Hemos llegado al final de nuestra guía dedicada a uno de los problemas domésticos más molestos, a saber, elobstrucción del desagüe del inodoro.

Como hemos visto, afortunadamente existen muchos remedios sencillos que pueden ayudarnos a solucionar el problema, algunos de los cuales se basan en el uso de ingredientes naturales y saludables.

Lo que importa, en estos casos, es hacer una buena prevención, actuando impulsados ​​por el sentido común y no por la pereza de querer deshacerse rápidamente de un objeto particularmente incómodo: se necesita muy poco, de hecho, para evitar por un ladoencontrarse con molestos atascos de tráfico y, por otro, contaminar el medio ambiente.

Últimos mensajes de Luca Padoin (ver todo)



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *