Cómo limpiar juntas de baldosas con métodos naturales, simples y efectivos

La limpieza de las juntas de las baldosas es una de las operaciones m√°s odiadas y fatigosas que se pueden realizar en casa. Sin embargo, no se puede posponer para siempre ya que Es probable que las juntas se vuelvan negras y presenten rastros de moho., una condici√≥n peligrosa y antihigi√©nica, especialmente si hay ni√Īos en la casa.

Para limpiar las juntas de las baldosas se puede utilizar productos naturales obteniendo resultados satisfactorios en poco tiempo. El vinagre blanco, el peróxido de hidrógeno y el bicarbonato son solo algunas de las soluciones para una limpieza completa y profunda.

De hecho, existen numerosas soluciones válidas y ecológicas que permiten para devolver el esplendor y el brillo a los azulejos y en el transcurso de este artículo te mostraremos cuáles son los más efectivos en función de tu tipo de suelo.

РCómo limpiar las juntas de las baldosas: consejos generales

Antes de conocer los métodos naturales de limpieza de baldosas, conviene centrarse en algunos consejos generales. Lo ideal sería limpiar las juntas con una cierta frecuencia, habitando un poco más en aquellas zonas donde la suciedad es más intensa.

Recurrir a productos industriales puede parecer la solución más rápida, pero hay muchas peligros ocultos. Estos productos contienen sustancias químicas que, a la larga, podrían causar problemas físicos a los habitantes de la casa.

Adem√°s, corren el riesgo de da√Īar la superficie de las baldosas, especialmente si son muy delicadas. La mejor cosa es recurrir a soluciones ¬ęh√°galo usted mismo¬Ľ con sustancias naturales y no incisivas.

Algunos m√©todos de limpieza requierenusando un pa√Īo para secar la soluci√≥n rociada sobre las baldosas, y aunque parezca obvio no se debe utilizar nunca el mismo pa√Īo que se usa para otras limpiezas, de hecho, debido a su naturaleza porosa, las juntas tienden a absorber la suciedad, por lo que un pa√Īo ya manchado no ser√≠a de ninguna ayuda.

Por lo tanto, recomendamos usar un pa√Īo nuevo o tener cuidado de lavar uno viejo antes de usarlo para la limpieza.

Dado que algunos productos naturales pueden resultar demasiado agresivos en determinadas superficies como la piedra o la cer√°mica, es conveniente actuar primero en una parte que no es particularmente visible, para poder taparlo en caso de da√Īo o corrosi√≥n, y una vez comprobado que el producto no da√Īa nuestras baldosas, podemos proceder a la limpieza de todo el suelo.

– Limpiar las baldosas con vinagre blanco

El vinagre blanco es un gran aliado para la limpieza general de la casa ya que tiene un notable poder antibacteriano y blanqueador.

Esta solución es particularmente eficaz, ya que elimina la suciedad y el moho de forma fácil y sin esfuerzo. Además de desinfectar, vinagre blanco contrarresta la formación de humedad, liberando una agradable sensación de frescor en el ambiente.

Para limpiar las juntas del piso con este método es necesario llenar un balde con agua caliente, agregando unos 250 ml de vinagre blanco por cada 4 litros de agua. Las dos sustancias deben mezclarse bien hasta obtener una mezcla homogénea.

A continuación, se pasará el compuesto por todo el suelo utilizando una fregona y sin descuidar ninguna zona, especialmente debajo de los muebles o a lo largo de los rodapiés. Para completar la limpieza será necesario vaciar el balde y volver a llenarlo con agua caliente y con la fregona se eliminarán los residuos de suciedad y trazas de vinagre.

Alternativamente, es posible verter vinagre blanco y agua desmineralizada tibia directamente en una botella con tapa nebulizadora, rociando la solución sobre el área a limpiar.

Habr√° que esperar unos 10 minutos, dando tiempo a que la mezcla act√ļe y luego frotarla con una esponja. Si hay juntas negras que sean dif√≠ciles de limpiar, es aconsejable use vinagre sin diluir. Finalmente, simplemente enjuague con agua tibia y seque bien con un pa√Īo.

Para reducir el mal olor que puede desprender el vinagre es recomendable agregue gotas de limón a la mezcla creada.

Si los suelos de su hogar est√°n fabricados con materiales delicados como m√°rmol, granito o piedras naturales Es recomendable no utilizar este m√©todo, ya que existe el riesgo de que el vinagre pueda causar da√Īos permanentes en la superficie. Para estos materiales conviene utilizar exclusivamente productos con pH neutro.

РPeróxido de hidrógeno: el todoterreno para la limpieza del hogar

Al igual que el vinagre blanco, el peróxido de hidrógeno también es un producto multifuncional para el hogar, capaz de limpiar las juntas de las baldosas con mucha precisión.

Para usar este método, simplemente vierta peróxido de hidrógeno en un dispensador y rocíelo sobre las superficies a limpiar, luego usando un cepillo se puede proceder a eliminar los residuos y la suciedad más rebelde.

Peróxido de hidrógeno y almidón de patata.

A veces, el peróxido de hidrógeno por sí solo no es suficiente contra la suciedad rebelde, pero puede ser más eficaz si combinado con fécula de patata. Para preparar la mezcla, simplemente vierta un vaso de peróxido de hidrógeno en un recipiente y luego agregue 3 cucharaditas de almidón de papa o, alternativamente, algo de almidón.

Todo debe mezclarse a fondo hasta obtener una crema bastante espesa. La mezcla obtenida va aplicado a las articulaciones con un pincel o, para una limpieza más profunda, con una jeringa desechable sin aguja. Después de aproximadamente una hora, la superficie se puede enjuagar y lavar con una solución de agua y vinagre.

– Bicarbonato, el aliado ideal para la limpieza de baldosas delicadas

El bicarbonato tambi√©n es conocido por sus m√ļltiples usos en el hogar y es el producto ideal para la limpieza de baldosas ennegrecidas, especialmente si son particularmente delicadas. Para preparar la mezcla, vierta agua caliente y bicarbonato en un recipiente hasta que la mezcla est√© espesa.

Luego, esparza la mezcla sobre las juntas sucias con un cepillo de cerdas duras y luego frote usando un cepillo de dientes viejo o una esponja con un lado √°spero.

Para facilitar la limpieza, es recomendable rociar las articulaciones con una mezcla de agua caliente y vinagre con atomizador.

El chorro se dirige directamente sobre el compuesto preparado con bicarbonato, para desencadenar una especie de reacción efervescente. Después de 5 minutos, el bicarbonato de sodio comenzará a hacer efecto. disolviendo la suciedad acumulada. Si hay residuos de suciedad, simplemente haga una segunda capa de compuesto para solucionar el problema.

El bicarbonato, si bien garantiza una limpieza y desinfectante a fondo, podr√≠a eliminar el color de las baldosas. Por lo tanto, vale la pena hacer primero un ¬ęexperimento¬Ľ en un √°rea escondida de la casa para evitar sorpresas desagradables.

Tambien es aconsejable usar guantes y una m√°scara y no es necesario preparar una cantidad excesiva de la mezcla, ya que perder√° su eficacia con el tiempo.

Bicarbonato de sodio, agua oxigenada y jabón para platos: un resultado sorprendente

Como hemos visto, mezclar varios ingredientes es una excelente soluci√≥n para aprovechar todas las propiedades de los productos. La bicarbonato de sodio, L ‘per√≥xido de hidr√≥geno y el jab√≥n para platos por ejemplo, representan una soluci√≥n muy v√°lida para la limpieza en el hogar.

El bicarbonato act√ļa sobre la suciedad, el per√≥xido de hidr√≥geno tiene una notable acci√≥n blanqueadora en las articulaciones y el jab√≥n para platos disuelve la suciedad y elimina la grasa.

L ‘masa creada mezclando los 3 elementos, debe aplicarse con cuidado en toda la zona a limpiar con un cepillo de dientes. Terminada esta operaci√≥n se debe dejar actuar unos 15 minutos y luego enjuagar con agua muy caliente, cuidando de utilizar un trapo para eliminar cualquier residuo.

Luego, el piso se lavar√° nuevamente con agua limpia, que deber√° cambiarse con frecuencia.

El uso de un dispensador de spray o un dispensador acelerar√° el trabajo, pero a√ļn tendr√° que prestar atenci√≥n a Extienda la mezcla uniformemente con una esponja ligeramente h√ļmeda especialmente en aquellos lugares donde la suciedad es muy rebelde.

– El chorro de vapor

Para aquellos que no tienen mucho tiempo para preparar mezclas y compuestos naturales, existen soluciones a√ļn m√°s r√°pidas para limpiarlos. fugas, como chorro de vapor. De hecho, hay muchos en el mercado. Aparatos equipados con accesorios para la limpieza espec√≠fica de las baldosas., que no requieren el uso de productos qu√≠micos o detergentes.

Dado que el poder del vapor es capaz de disolver y expulsar la suciedad, bastar√° con dirigir el flujo directamente sobre las juntas, para concentrar el calor en espacios reducidos y disolver r√°pidamente la suciedad presente.

Después de esta operación, los residuos deben eliminarse con un simple cepillo. Los ingresos de el vapor alcanza hasta 100 grados por lo tanto, no se recomienda su uso en suelos con poca resistencia al calor, como la terracota.

– Marcadores blanqueadores y blanqueadores

Adem√°s de los remedios naturales de los que ya os hemos hablado, tambi√©n cabe mencionar algunos sistemas ¬ęindustriales¬Ľ que no son especialmente invasivos y aseguran un resultado excelente: los decolorantes y los marcadores blanqueadores.

El blanqueamiento es un particular detergente que sirve para blanquear las juntas entre las baldosas. Entre los productos más populares se encuentra Blanqueador de Saratoga, caracterizado por un agente anti-moho capaz de contrarrestar la formación de hongos, bacterias y mohos. Sin embargo, las gradas de juntas no son adecuadas para renovar las juntas de suelos de piedra natural o terracota.

Alternativamente, puede utilizar un marcador blanqueador, adecuado para trabajos menos extensos y m√°s limitados. La aplicaci√≥n es extremadamente f√°cil y el secado tarda unos 60 minutos. Las peque√Īas √°reas de lechada da√Īada se restauran r√°pidamente, dando un nuevo aspecto a todo el piso.

– Conclusiones

Estos son los remedios naturales más efectivos que se utilizan en los hogares para limpiar las juntas de las baldosas, pero se deben seguir algunos consejos prácticos para prevenir la formación de suciedad y humedad.

Primero de todo el piso de cocina debe ser barrido y lavado con frecuencia, ya que aquí es donde se esconde la mayor cantidad de suciedad debido a la grasa de los alimentos. La grasa también crea una especie de pátina pegajosa en las baldosas, por lo que es imprescindible una limpieza inicial antes de comenzar.

La limpieza de las juntas de los azulejos de la cocina es una de las operaciones m√°s tediosas y agotadoras debido a la suciedad particularmente rebelde. Sin embargo, utilizando uno de los sistemas enumerados anteriormente, ser√° posible realizar una limpieza a fondo y a fondo, reduciendo la fatiga.

Tambi√©n debe tenerse en cuenta que la tipo de suciedad es diferente seg√ļn las habitaciones de la casa. La mayor parte del agua y las salpicaduras de jab√≥n o productos de higiene se acumulan en los ba√Īos. Por ello para limpiar las juntas de los azulejos del ba√Īo es recomendable recurrir a m√©todos capaces de contrarrestar la humedad.

En los azulejos de la cocina, en cambio, se acumulan restos de comida, salpicaduras de vino u otras bebidas. En estos casos, las juntas deben limpiarse con productos m√°s agresivos capaces de eliminar la suciedad m√°s resistente y compacta.

Las habitaciones de la casa deben estar ventiladas de forma continua, especialmente en el ba√Īo donde se forma m√°s f√°cilmente el moho. Las ventanas y puertas deben permanecer abiertas durante unos veinte minutos despu√©s de tomar una ducha o un ba√Īo.

Siguiendo estos consejos y utilizando los sistemas de limpieza indicados la casa disfrutar√° de un nuevo lustre y brillo, contando con una mayor higiene para ellos y para toda la familia.

Simone Pierdominici
√öltimos mensajes de Simone Pierdominici (ver todo)



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *