Cómo y cuándo lavar las almohadas de látex.

La almohada muestra un elemento decisivo para la calidad de nuestro descanso, por eso es bueno tener esto en cuenta, no solo cuando estés por comprar uno nuevo, sino también cuando esté lavado y tratado, porque su estado de mantenimiento también es muy importante.

Sin embargo, muchas veces en ambos casos, tanto en la compra como en el cuidado, solemos centrarnos más en el colchón, dejando las almohadas un poco en segundo plano, como si fueran simples complementos decorativos y de decoración.

Suponiendo que ya tienes la almohada perfecta para ti, aquella que pueda satisfacer plenamente todas tus necesidades, que apoye tu cabeza y cuello adecuadamente durante el sue√Īo, que tenga el grado adecuado de rigidez, que no te provoque alergias o molestias de diversos tipos y que esto es de l√°tex, intentemos entender si y cuando es apropiado lavarlo y si es necesario como proceder en este sentido, para que siga manteniendo inalterada su apariencia y sobre todo sus caracter√≠sticas f√≠sicas y propiedades.

¬ŅCu√°ndo lavar los cojines?

Si te estas preguntando con qué frecuencia estaría bien lavar las almohadas, sepa que hay quienes nunca las lavan, limitándose a lavar fundas de almohada y fundas de almohada; hay quienes reservan este tratamiento solo con motivo de la gran limpieza de primavera y quienes tienen la costumbre de lavarlos regularmente, aproximadamente cada 3/6 meses.

La realidad es que no existe una regla que sea válida para todos, también porque mucho depende del material del que están hechos.

Ya sean sintéticos, plumón, lana, látex…. da igual, si has decidido lavar tus almohadas, en todos los casos es recomendable que elijas días cálidos y soleados para hacerlo, quizás comprobando que la previsión meteorológica también es buena para los días siguientes, porque es prendas que normalmente tardan mucho en secarse muy bien (hasta unos días).

También por este motivo, lave los cojines cuando sepa que no los necesitará, tal vez antes de irse a pasar un fin de semana largo en la playa, o considere tener que usar, al menos por una noche o dos, los de los invitados, o si no tienes escort resignate a la idea de dormir sin ti!

No todas las almohadas de l√°tex son iguales

Como ya hemos mencionado, es bueno tener en cuenta que no todas las almohadas de l√°tex, como tambi√©n ocurre con los de la memoria, son iguales: Por lo tanto, los lo primero que debe hacer es leer bien la etiqueta y, si est√° disponible, tambi√©n el folleto de instrucciones que se nos proporcion√≥ en el momento de la compra, siguiendo estrictamente los requisitos del fabricante tatuado, tambi√©n porque algunos modelos, especialmente aquellos en la memoria que se remontan a algunos a√Īos ahora son, ¬°Puede que no sean lavables!

A menudo quienes optan por comprar almohadas de látex lo hacen porque padecen alergia a los ácaros o similares, precisamente porque se trata de un material transpirable e hipoalergénico, cuyas características organolépticas son por sí mismas capaces de garantizar la higiene.

Por esta razón, muchos cojines de este tipo no se pueden lavar en absoluto, pero sí ventilado a diario y protegido con una funda de cojín de felpa de algodón especial, con cremallera y lavable.

En el caso de que, por tanto, no sea posible de ning√ļn modo lavar las almohadas, lo √ļnico que debe hacer es batirlas con un batidor de alfombras y dejarlas airear al aire libre durante unas horas.

Si por el contrario, seg√ļn las instrucciones del fabricante, es posible lavar, veamos c√≥mo proceder con la limpieza.

Instrucciones de lavado para almohadas de l√°tex

En la pr√°ctica, lo primero que debe hacer es, por supuesto saca los cojines comprobando eso en su superficie no hay rastros de suciedad, que de lo contrario se eliminar√° con un pa√Īo h√ļmedo o un cepillo suave.

Las almohadas de l√°tex, as√≠ como las de fibras sint√©ticas, en muchos casos, si es necesario, pueden ser lavado a maquina, siempre a baja temperatura, mejor si dos a la vez para equilibrar la carga en la cesta e fr√≠o, pero nunca a una temperatura superior a 30 grados y optando por un programa ¬ędelicado¬Ľ, usando un detergente l√≠quido neutro y posiblemente agregando una gota de suavizante de telas.

Al final del lavado está bien preste mucha atención a la fase de enjuague, porque es fundamental que se elimine cualquier residuo de espuma de los cojines, así que si no estás absolutamente seguro de que esto haya pasado, debes saber que ante la duda es mejor establecer un segundo enjuague y posiblemente también un tercero, luego procediendo a la centrifugadora, recomendado a 1000 rpm para eliminar la mayor cantidad de agua posible.

Los cojines, una vez extraídos de la lavadora, deben colocarse sobre secar horizontalmentepreferiblemente al aire libre y siempre a la sombra (nunca directamente bajo los rayos del sol), lo ideal sería darles la vuelta cada 3-4 horas, para que el acolchado interno se seque perfecta y uniformemente.

Como has visto, es muy f√°cil lavar tus almohadas, as√≠ que ¬ŅQue estas esperando?

Si tus cojines se encuentran entre los que se pueden lavar, ahora que hay bonitos días cálidos y soleados, ¡dale un buen refresco!

Sara Raggi
√öltimos mensajes de Sara Raggi (ver todo)



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *