Edificio derrumbado. ¬ŅQu√© significa esta expresi√≥n y qu√© implica?

Oíste acerca de unidades colaboradoras, pero no tienes la menor idea de lo que se entiende por este término desconocido para la mayoría?

Tal vez tengas un vieja ruina y la hipótesis de poder evitar pagar la IMU precisamente porque es un edificio colaborador?

De hecho un edificio collabente es un edificio que normalmente definir√≠amos como ‚Äúruina‚ÄĚ y que en el estado en el que se encuentra no puede ser utilizado de ninguna manera. Se aplica un r√©gimen especial a este tipo de construcci√≥n y tambi√©n hay una categor√≠a catastral dedicada.

Entonces, veamos qué es bueno saber al respecto.

Significado de Collabente

Se definen a si mismos unidades colaboradoras, aquellos edificios, o aquellas partes de edificios, que de hecho se reducen al estado de ruina y que por sus características intrínsecas no Yo soy por lo tanto incapaz de generar ingresos. LA edificios en ruinas no pueden volverse utilizables o habitables mientras no intervengan radicalmente: ciertamente, en estos casos, el simple mantenimiento, por extraordinario que sea, no puede ser suficiente.

¡Incluso una ruina, sin embargo, aunque degradada, debe registrarse! Allí categoría catastral dedicada a las unidades colaboradoras es la F / 2 y las propiedades que se registran allí son sin ingreso catastral.

El art√≠culo 6 del Decreto N ¬į 28 del Ministerio de Hacienda de 2 de enero de 1998, entre los edificios de poca importancia cartogr√°fica o censal, identifica las unidades colaboradoras, o ¬ęEdificaciones que no sean habitables ni utilizables y en todo caso inutilizables, por inestabilidad est√°tica, deterioro o inexistencia de elementos estructurales y vegetales, o de los principales acabados habitualmente presentes en la categor√≠a catastral, a los que se encuentra el inmueble registrado o censurado, y en todos los casos en los que la usabilidad real no sea alcanzable con intervenciones de mantenimiento ordinarias o extraordinarias en el edificio √ļnicamente ¬ę.

Surge la pregunta: ¬Ņqui√©n determina si un edificio es realmente colabante y se puede ingresar en la categor√≠a F / 2?

Cómo dar de alta una unidad colaboradora en el catastro

Si una propiedad queda inutilizable como consecuencia de un evento particular, como un deslizamiento de tierra, un derrumbe o un terremoto, es posible actualizar los documentos catastrales registr√°ndolo como unidad colaboradora de categor√≠a F / 2, precisamente en virtud de su ¬ęnuevas caracter√≠sticas¬Ľ. Esta actualizaci√≥n no es obligatoria, pero, de ser posible, merece la pena, ya que aporta ventajas a efectos fiscales.

Pero ten cuidado por la unidad bienes raíces ya debidamente inscrito en el catastro urbano no es posible de ninguna manera lo lleve a cabo directamente degradación a F / 2, a través de una simple variación catastral. El procedimiento correcto en estos casos proporciona antes de allí supresión de la vieja unidad e luego un nuevo apilamiento en categoría F / 2.

Adem√°s, a efectos de declaraciones de unidades colaboradoras, es imprescindible que el profesional responsable del cliente elabore un relaci√≥n espec√≠fica, fechada y firmada, que contiene una descripci√≥n del estado de los lugares, con especial referencia a las estructuras y conservaci√≥n del artefacto, debidamente acompa√Īada de un rico documentaci√≥n fotogr√°fica. Tambi√©n se debe adjuntar una autocertificaci√≥n, realizada por el declarante, de conformidad con los art√≠culos 46 y 76 del Decreto del Presidente de la Rep√ļblica No. 445 de 28 de diciembre de 2000, que acrediteausencia conexi√≥n de la unidad que se registrar√° como F2, a las redes Servicios p√ļblicos, tanto de luz, agua y gas.

Finalmente, hay que tener en cuenta que la Direcci√≥n Central de Catastro y Cartograf√≠a con nota de 2013 (n ¬į 29439) precis√≥ que la atribuci√≥n no es admisible de El categor√≠a F / 2 en los siguientes casos:

  • Si el fabricado resulta de todos modos se puede registrar en otra categor√≠a catastral;
  • cuando esto no es bien identificable y / o perimetral.

Se considera que los datos catastrales no son identificables ni perimetrables aquellos artefactos completamente desprovistos de techado y la estructura de soporte relativa, o desprovistos de todos los pisos y al mismo tiempo delimitados por muros que no tengan al menos un metro de altura.

En pocas palabras, cuando un edificio ha sido prácticamente arrasado y solo quedan algunos escombros, esto debe considerarse no como una unidad colaborativa sino como un área de construcción (por el que se pagan los impuestos dedicados a la edificación del suelo).

La IMU para unidades colaboradoras

Quiz√°s en este punto se est√© preguntando ¬Ņpor qu√© todas estas limitaciones para hacer un censo de una simple ruina? Como suele suceder, la motivaci√≥n es econ√≥mica. La beneficio mayor que el registrado para unidades colaboradoras (o edificios en ruinas, cuyo significado es esencialmente el mismo) es el hecho de que son exento del pago de la IMU.

Esto ha generado una serie de intentos de fraude a lo largo de los a√Īos, con un gran aumento en el n√ļmero de unidades declaradas como colaboradoras. En concreto, este fen√≥meno ha implicado a muchos almacenes en desuso, por lo que los propietarios, privados del alquiler derivado del arrendamiento y de tener que abonar miles de euros de IMU al a√Īo, han cre√≠do oportuno retirar la cobertura para obtener el registro como F / 2.

Pero ojo, porque, evidentemente, la demolición de una cubierta, sin haber obtenido la calificación necesaria, constituye un abuso real de la edificación, así como una infracción en el ámbito de la disposición de residuos.

Deducciones fiscales

Sin embargo, si no se paga la IMU por los edificios colaboradores, si decide intervenir reestructurando y haciéndolos habitables de nuevo, beneficio de varios deducciones fiscales: ambos en renovaciones (50%) que los de ahorro energético (65%). De hecho, estos se otorgan siempre que se trate de edificaciones existentes y la prueba clara de la existencia de una edificación colaboradora la dé su inscripción en el catastro, no importa que la edificación entre en la categoría F / 2.

Al respecto, la Circular n. 215 / E de la Agencia Tributaria de 12 de agosto de 2009 aclaró que la condición de inutilización del edificio del que deriva la clasificación catastral F / 2 no excluye que pueda ser catalogado como existente, ya que es un artefacto ya construido e identificado en el catastro, aunque no es capaz de generar ingresos.

Sin embargo, para aprovechar el llamado Ecobonus hay que tener en cuenta que es necesario no solo que el edificio en cuestión exista, sino también que ya exista un sistema de calefacción (aunque no esté conectado).

Otra deducción importante aplicable a los edificios colaboradores es Il Terremoto de bonificación, hoy particularmente incentivado también en términos de tarifas.

Aquí, entonces, es que si se cumplen todas las condiciones, ¡vale la pena apilar un edificio en ruinas y en desuso como una unidad que se derrumba!

Sara Raggi
√öltimos mensajes de Sara Raggi (ver todo)



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *