¬ŅLa caldera tiene fugas de agua? Posibles causas y soluciones pr√°cticas y efectivas.

Cualquiera que tenga una caldera sabe que a veces Pueden surgir problemas relacionados con su mal funcionamiento.. No son infrecuentes los casos en los que la caldera, especialmente en modo calefacción, comienza a perder agua y sin motivo aparente.

En estos casos las causas pueden ser distintas y en ocasiones se pueden solucionar de forma totalmente autónoma, sin costes y sin tener que recurrir necesariamente a la intervención de un técnico especializado.

Una buena regla general es nunca subestimes tus pérdidas, aunque sea mínimo. A El goteo de la caldera es siempre un signo de funcionamiento incorrecto y, por lo tanto, algo no va como debería. A menudo, la caldera pierde agua por razones que son fáciles de identificar y que usted mismo puede remediar. Lo primero que debe hacer es comprender por qué la caldera tiene fugas de agua.

Aquí están las principales razones que determinan una pérdida de agua de la caldera y los consejos sobre qué hacer para cada caso individual.

РBaja presión

Una de las muertes recurrentes que determina la p√©rdida de agua de la caldera est√° relacionado con la baja presi√≥n. En general, la baja presi√≥n de la caldera representa una de las causas que pueden degenerar, hasta causar da√Īos y mayores problemas a todo el sistema. El correcto funcionamiento de la caldera est√° estrictamente ligado al mantenimiento de una presi√≥n constante.

Todas las calderas requieren una presi√≥n continua que debe mantenerse alrededor de 1,5 bar.. Lamentablemente, factores como la cal, las fugas o el estado de desgaste del sistema pueden da√Īar la caldera y sus elementos, hasta el punto de provocar una ca√≠da de presi√≥n. En estos casos la caldera deja de funcionar, se congela, sin dar m√°s se√Īales.

En presencia de baja presión, la caldera pierde agua e incluso una fuga de agua insignificante puede afectar su funcionamiento. La fuga generalmente afecta a una o más tuberías que gestionan el agua., provocando una disminución de la presión y, en consecuencia, el mal funcionamiento de todo el sistema.

Cuando el problema afecta a los conductos, la mayoría de las veces, será necesario reemplazarlos, pero el problema también se puede encontrar aguas arriba: comprobando los radiadores y el aire que se forma en su interior. La formación de aire que ingresa a la circulación tiene el poder de reducir la presión constante del sistema. En estos casos, el problema se resuelve fácilmente, en unos pocos pasos: simplemente purga los radiadores, para restaurar rápidamente la presión normal.

Cuando la caldera pierde agua debido a la baja presión y el problema no se puede resolver ventilando los radiadores, entonces la causa podría remontarse al sistema interno de la caldera. El mantenimiento periódico puede ayudar a prevenir estas fallas y mal funcionamiento.

Cuando, a pesar de las revisiones periódicas, se encuentran problemas de bajo nivel de presión en la caldera. siempre es recomendable contactar con el centro de asistencia, ya que también podría ser un defecto del producto.

– La caldera pierde agua cuando se apaga

La caldera tiene una fuga cuando se apaga nunca es una buena se√Īal e solicita que el problema se resuelva lo antes posible. En ocasiones ser√° suficiente adoptar la pr√°ctica ya descrita, es decir, ventilar los radiadores que han acumulado un exceso de aire.

Una vez comprobado que el valor de presión no supera los 1,5 bar, es aconsejable bloquear el grifo de la caldera. Una vez se ha comprobado que no es de baja presión o que algunos elementos, como el serpentín, no están cubiertos de cal, el problema podría deberse a las juntas.

Las juntas de la caldera est√°n inevitablemente sujetas a desgaste. y representan componentes que, antes que los dem√°s, requieren un mantenimiento constante. No se trata de un fallo grave con repercusiones costosas.

El deterioro es un factor completamente normal y ordinario: las juntas tienden a perder su consistencia inicial, disminuyendo gradualmente su eficacia en el aislamiento de las juntas. Reemplazar las juntas, la mayoría de las veces, resolverá el problema de la fuga de agua de la caldera cuando se apaga.

– Fuga de la v√°lvula de seguridad

Una de las causas más comunes y recurrentes que condicionan la pérdida de grandes cantidades de agua de la caldera, además del simple goteo de la misma, pertenece a la válvula de seguridad. Cada caldera tiene una válvula de seguridad, es decir, un dispositivo automático que mantiene la presión siempre constante. En particular, la válvula de seguridad tiene la función de evitar que el agua presente en el sistema supere un valor de presión superior a 3 bar.

De hecho, una presión superior a 3 bar puede comprometer seriamente no solo la funcionalidad del sistema, sino también la seguridad de quienes lo utilizan. Cuando la caldera pierde agua por la válvula de seguridad la primera causa podría ser una presión de agua demasiado alta. Todas las calderas tienen manómetro y, especialmente las más modernas, también tienen pantalla digital.

Mediante estas medidas constructivas es posible mantener bajo control la presión del circuito de calefacción y conocer su valor expresado en bar. Para un correcto funcionamiento de la caldera el sistema de frío debe mantenerse a una presión entre 0,8 y 1,5 bar. Por lo general, el sistema se carga con una presión inicial de 1 bar.

Cuando el man√≥metro indica una presi√≥n demasiado alta, lo √ļnico que se puede hacer es simplemente bajar: simplemente abra la v√°lvula de ventilaci√≥n del radiador. Hay casos en los que la caldera pierde agua por la v√°lvula de seguridad a pesar de que el man√≥metro indica la presi√≥n de 1 bar. En estos casos, despu√©s de encender el sistema de calefacci√≥n, la caldera gotea sin una raz√≥n clara. En esta hip√≥tesis, el problema podr√≠a ser de naturaleza m√°s compleja y estrictamente t√©cnica.

Cuando el sistema supera los 2,5 bar, con radiadores calientes, existe una alta probabilidad de que la avería esté relacionada con el depósito de expansión. Como es conocido el tanque de expansión es un dispositivo que sirve para absorber el aumento de volumen de agua en función del aumento de temperatura en un sistema cerrado. A veces, la caldera pierde agua cuando se apaga y por la válvula de seguridad precisamente porque el tanque de expansión está drenado o roto.

Teniendo en cuenta lo anterior, cuando la caldera pierde agua por la válvula de seguridad, puede proceder de forma independiente actuando sobre el manómetro y en la válvula de purga, para restablecer la presión normal.

De lo contrario, cuando el problema se refiera al tanque de expansión, es necesario contactar a un técnico especializado que lo reemplazará siempre que sea posible.

– La v√°lvula de alivio

Cada caldera est√° equipada con un peque√Īo componente llamado v√°lvula de alivio o jolly.
La v√°lvula de alivio, en casi todos los modelos, se monta exactamente antes de la bomba de agua caliente. Se reconoce por su peque√Īa forma cil√≠ndrica, totalmente de lat√≥n y provista de un tap√≥n negro. Los casos en los que la caldera gotea directamente del comod√≠n no son infrecuentes.

La válvula de alivio puede parecer de importancia secundaria, pero en realidad realiza una función principal para que el sistema funcione correctamente. Las anomalías relativas a la válvula de alivio no hacen más que afectar la calefacción homogénea de la casa.

El aire que ingresa a los radiadores afecta el flujo normal de agua, evitando que se calienten. Por este motivo puede suceder que en la casa solo haya unos pocos radiadores calientes.

La v√°lvula de ventilaci√≥n tiene la funci√≥n de dejar salir el exceso de aire presente en el circuito del sistema, evitando que se estanque. En el interior hay una peque√Īa varilla unida a un flotador que se mueve siguiendo los movimientos del agua. Cuando el aire es excesivo, la v√°lvula sangra, mientras aumenta el nivel de agua en su interior, hasta que el flotador cierra el camino de salida de aire. De esta forma la v√°lvula elimina el aire sin que salga el agua.

Las anomalías en el comodín se encuentran fácilmente, precisamente porque la caldera pierde agua por la válvula de alivio. En esta hipótesis podemos intervenir como ya descrito, o ventilando manualmente el radiador, para expulsar el exceso de aire. A veces, hacer esto no es suficiente, ya que el problema podría ser una válvula obstruida o rota, o que no esté en una posición que permita que el aire escape y se vuelva a llenar con agua hasta el nivel del flotador. Un técnico calificado sabrá cómo reemplazar una válvula defectuosa y restablecer la presión óptima.

– Caldera con fugas de agua desde abajo

A veces, el problema no es tan simple como parece e incluso difícil de detectar. Hay casos en los que la caldera pierde agua desde abajo, sin que se pueda entender exactamente de dónde proviene la fuga. Cuando la caldera gotea agua desde abajo y no está claro, los casos podrían ser los más dispares: desde el caso descrito de juntas gastadas, hasta la rotura de la tubería.

En efecto, las bajas temperaturas y el desgaste pueden hacer que las tuberías se pinchen: el clima bajo cero congela el agua de la caldera, provocando la rotura de las tuberías. En este caso, hay muy poco que hacer: debe confiar inmediatamente en un buen técnico para reemplazar las tuberías rotas. No menos improbable es el caso en el que el intercambiador de calor de placas está defectuoso.

Este componente, presente en todas las calderas, se utiliza para intercambiar energía térmica, para que el agua que sale de los grifos de la casa se caliente. A menudo, el intercambiador, formado por placas de metal corrugado, podría estar oxidado o incluso perforado. A veces, una simple limpieza y eliminación de óxido, cuando sea posible, puede ser suficiente para resolver los problemas de goteo.

En la mayor√≠a de los casos y en presencia de perforaciones en el intercambiador de placas, ser√° necesario llamar al servicio de asistencia para la sustituci√≥n de la pieza. En base a lo expuesto, la caldera pierde agua por diferentes motivos y se requiere una intervenci√≥n espec√≠fica para cada uno. Algunos peque√Īos trucos se pueden implementar de forma independiente, sin utilizar herramientas sofisticadas y sin requerir experiencia t√©cnica particular o habilidades manuales.

Sin embargo, muchas veces la caldera pierde agua por causas no f√°cilmente identificables y que necesariamente implican intervenciones especializadas. La utilizaci√≥n de profesionales del sector ser√° fundamental, no solo para evitar agravar los da√Īos sino tambi√©n para salvaguardar la propia seguridad y la de los seres queridos. Finalmente, El mantenimiento de rutina y constante ayudar√° a prevenir fallas y anomal√≠as., evitando encontrarse luchando con una caldera con fugas.

√öltimos mensajes de Luca Padoin (ver todo)



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *