Resolviendo grietas qué son y cómo intervenir

No es raro despierta en un buen día e observe una o más grietas en las paredes de su casa que no estaban allí antes.

No siempre esto es un síntoma de un problema importante, pero si es así, es fundamental intervenir con prontitud, para evitar que el daño se extienda provocando hundimientos o colapsos bruscos.

En realidad, incluso los eventos más llamativos nunca son realmente repentinos, tanto que la grieta había aparecido y tal vez durante mucho tiempo permaneció bajo la mirada de todos, ¡sin que nadie dijera nada!

Las grietas son el lenguaje con el que los edificios pueden comunicarse con nosotros.

Una grieta o un patrón de grieta particular siempre son un síntoma de un problema, grande o pequeño: el edificio indica claramente que se está produciendo un cambio, necesitar Sin embargo saber interpretar y leer correctamente estas señales, para actuar en consecuencia.

Normalmente el profano tiene dos actitudes opuestas hacia las grietas que ven en las paredes de su casa. Algunos, en cuanto ven una grieta, por pequeña que sea, se preocupan de inmediato, muchas veces incluso sin que exista un motivo real para estar ansiosos, porque en realidad es solo un problema estético.

Por el contrario, hay personas que minimizan y tienden a subestimar las señales que les envía su hogar, incluso cuando está claro que se trata de un problema estructural bastante grave.

Cómo hacer luego para reconocer los diferentes tipos de grietas que pueden formarse en las paredes, afectando también a las estructuras?

Tratemos de entender juntos cuando preocuparse y consultar a un ingeniero estructural que le pueda asesorar, valorando la extensión del daño, pero sobre todo identificando las causas, con el fin de ofrecerle la mejor solución para intervenir resolviendo el problema.

Hay grietas y grietas: grietas de asentamiento o fallas estructurales.

Muy a menudo una grieta está sola una señal de asentamiento, otras veces en su lugar es un síntoma de una falla estructural más importante. Estos últimos son los casos en los que conviene cubrirse porque de hecho se reducen los márgenes de seguridad calculados durante la fase de diseño y, a la larga, pueden producirse hundimientos y derrumbes, que también pueden poner en grave peligro la seguridad de los habitantes.

Técnicamente, el conjunto de grietas y lesiones presentes en un yeso, en cualquier otro paramento de pared o en un elemento estructural de un edificio, se llama patrón de grietas.

Para comprender la gravedad de un patrón de grietas determinado es importante evaluar el puesto en el que se encuentran los solteros grietas, analiza cuidadosamente su conformación y su tamaño, poniendo todo en relacion además con el tipo de construcción y la historia del edificio.

Intenta reparar una grieta de algun modo, sin tener antes de analizado adecuadamente el patrón de grieta e sin he reconocido claramente lo que eran las causas desencadenantesdesafortunadamente, es una práctica bastante consolidada, pero tenga en cuenta que es lo peor que puedes hacer ¡a menos que sea obviamente una grieta de asentamiento!

En general, de hecho, cuando se está asentando una grieta, la intervención no es absolutamente necesaria, si no por motivos estéticos; cuando, por otro lado, las grietas son sinónimo de una falla importante, buscar a tientas para repararlas al azar no resuelve el problema en absoluto, por el contrario, al enmascarar el patrón de grietas real, se corre el riesgo de hacer el diagnóstico más complejo.

Asentamiento de grietas

Asumimos que algunos La grieta en las paredes siempre se forma: ¡Es inevitable!

En muchos casos, sin embargo, simplemente tiene que ver con «Señales» debido al asentamiento del edificio. Tenga en cuenta que todos los materiales de construcción, especialmente aquellos que por su naturaleza no tienen una capacidad elástica muy alta, tienden a formar finas grietas en el yeso.

Por lo tanto, especialmente en algunos puntos, como cerca de puertas o ventanas, en la intersección entre dos paredes, entre la pared y el piso y en las esquinas, no es raro notar grietas pequeñas o grandes, generalmente delgadas, debido a la expansión o contracción de los materiales de construcción y su diferente forma de absorber la humedad.

Estas grietas no suponen ningún peligro para la estabilidad del edificio, a lo sumo crean un problema estético.

Asentamientos estructurales

La causas de una falla estructural pueden ser múltiples y de varios tipos. En la mayoría de los casos tenemos que ver con el hundimiento de la cimentación, que a su vez puede estar vinculado a una variación en el nivel del agua subterránea con el secado del suelo del fondo; a un hundimiento del terreno provocado por excavaciones u obras realizadas en las inmediaciones; el aumento de las cargas operativas (debido, por ejemplo, a la adición de un ático); a vibraciones de algún tipo; pero también simplemente debido a errores de diseño; o ante la ocurrencia de eventos naturales particulares como terremotos, deslizamientos de tierra, inundaciones, que claramente pueden acelerar la aparición de una grieta.

A menudo, dependiendo de dónde ocurra la grieta, un técnico puede averiguar inmediatamente qué pudo haberla causado. Hoy las modalidades de intervención, también gracias al uso de nuevos medios y materiales ellos son diferentes, pero cuando la falla es estructural, ¡siempre necesita la intervención de un experto primero!

Si tienes una fuerte sospecha que las grietas que observa en las paredes de su casa no se deben simplemente a un asentamiento, sino que son un síntoma de una falla estructural más importante, le aconsejamos que no pierda el tiempo y contacte a un técnico inmediatamente de su confianza, que pueda analizarlos de manera competente y brindarle una imagen más clara de la situación.

Recuerde: ¡la seguridad siempre es lo primero!

Sara Raggi
Últimos mensajes de Sara Raggi (ver todo)



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *